La historia de Salvietti y de los scouts en tours por el cementerio

La cita será hoy, desde las 18:30 hasta las 23:00. El campo santo estará iluminado por velas y la ruta estará divida en 11 circuitos, donde se presentarán obras teatrales.
viernes, 21 de octubre de 2016 · 00:00
Anahí Cazas  / La Paz
 
 El  italiano Dante Salvietti llegó a  Bolivia en 1974. Después de dos años de estadía en el país, este personaje   creó  la empresa  Papaya Salvietti. Según la leyenda, un día se le apareció un duende alegre en el bosquecillo de Pura Pura que le prometió ayuda para que su empresa fuera próspera y reconocida,  con la condición de que colocara su retrato en el envase de la soda. El hermano de Dante creó la etiqueta con la imagen de ese duende, cumpliendo la promesa.

La historia del creador de  Salvietti será narrada en una de las  11 instalaciones artísticas de la sexta versión del recorrido  Una Noche en el Cementerio, que se realizará hoy, desde las 18:30 hasta las 23:00.  

Las propuestas estarán a cargo de más 40 artistas, quienes  en 11 circuitos pondrán en escena fragmentos de obras breves sobre la historia social, artística y política del país. 

 Los creadores también  recrearán diálogos   con reconocidos personajes cuyos restos descansan en el Cementerio General. Por primera vez,  para ingresar al recorrido, el público deberá pagar una entrada  de cinco bolivianos.

 El programa  Una Noche en el Cementerio es una iniciativa impulsada por el municipio paceño con la finalidad de recuperar y promover  el valor del patrimonio arquitectónico del campo santo. 

Hoy, más de un centenar de funcionarios se movilizarán desde las primeras horas de la tarde para montar las escenografías.  La ruta estará iluminada por decenas de velas, lámparas y otros recursos luminotécnicos con los que se busca dar "un ambiente especial a la visita”.

 Una Noche en el Cementerio es un recorrido por la historia y un homenaje a la vida de los personajes que construyeron el  presente del país. El principal interés de la iniciativa es revivir en la memoria colectiva el recuerdo de aquellos hombres y mujeres que transitaron el camino de la vida y encontraron en este lugar su última morada, mostrando además, la riqueza artística-cultural plasmada en los mausoleos sarcófagos y esculturas. Además, este programa busca  reflejar las tradiciones, rituales y creencias que forman parte de la  cultura boliviana.

En las cinco versiones anteriores, el programa abarcó una buena parte de los sitios donde están emplazadas las esculturas. Este año, la Dirección de Patrimonio Cultural eligió otros mausoleos que requerían una intervención urgente.

El circuito de 50 minutos comenzará con la representación de la propuesta Los Apus y Ajayus, la vida más allá de la muerte. La puesta en escena mostrará una de las prácticas funerarias desarrollada durante el periodo prehispánico de la cultura Pacajes en el Valle de La Paz. Se trata de la  conservación del cuerpo del difunto, ya que se tiene la creencia de que es un intercesor entre las deidades naturales y Apus (antepasados), en procura de mejores condiciones para la comunidad.

La siguiente parada     retrocederá a la época de la Colonia, cuando las formas de inhumación estaban ligadas a una particular concepción religioso-espacial.  Se recreará como en  los primeros años del siglo XVI, los fallecidos fueron enterrados dentro y fuera de las iglesias y capillas católicas.

El recuerdo de Lucio Pérez Velasco ha motivado una de las instalaciones donde el  público escuchará la historia del que fue vicepresidente en el gobierno de José Manuel Pando en 1900 a 1903. Viajó a París retornando en 1873 con la idea de desarrollar proyectos importantes en el Beni, sobre todo, la explotación de la goma.

La ruta continuará por el mausoleo de Juan Bautista Saavedra (1869-1939), conocido también como el "cholo Saavedra”  por su popularidad entre los artesanos. Éste encabezó un golpe de Estado y derrocó a José Gutiérrez Guerra, en 1920, siendo elegido más tarde presidente constitucional de Bolivia (1921-1925).

Una de las figuras infaltables en el circuito es la de Carlos Palenque Avilés (1944-1997), el popular "Compadre” que nació en La Paz. Fue músico folklorista, comunicador social y político. Fundó el partido político Conciencia de Patria con mucho apoyo popular.

Otro de los espacios estará dedicado a personajes del ámbito artístico como  Manuel Elías Coronel, Gilberto Rojas y el muralista Miguel Alandia Pantoja.

Rojas (1916-1983) nació en Oruro.  Fue un prolífico compositor, intérprete de piano, profesor de música y director de orquesta. Mientras que Alandia  Pantoja (1914-1975) nació en Catavi (Potosí). Fue muralista y  pintor autodidacta. Entre 1943 a 1968 llegó a crear  algo más de 16 murales en donde se vio el compromiso social con los oprimidos. Coronel Ponce (1896-1977) nació en  La Paz y realizó más de 60 composiciones populares.

La siguiente instalación recordará  el 14 de febrero de 1879,  cuando durante el gobierno de Hilarión Daza, Chile asaltó el puerto de Antofagasta. En la obra    se  evocará a Genoveva Ríos,  una niña de 14 años que rescató la tricolor boliviana de las tropas invasoras chilenas. Después,  en otra de las paradas  se conmemorará a los héroes de  la Guerra del Acre y a  la Leyenda de Tacna,  Bruno Racua.

 Uno de los puntos diferentes en esta noche será la destinada a la historia de los scouts en Bolivia y cómo en febrero de 1974, organizaron la campaña de ayuda a las víctimas en las inundaciones  en Beni.  En esa campaña, tres jóvenes voluntarios llevaron  víveres y vituallas para asistir a las víctimas del desastre. Sin embargo, al retornar,  perdieron la vida en un accidente aéreo. "Cada 22 de febrero, los scouts tenemos una reunión para honrar a estos jóvenes  porque  ellos cumplieron con su deber”, dijo  Érico Loza, representante de los scouts.    
 
La visita al Cementerio General   concluirá con  un  homenaje a los Héroes de la Libertad. Por ejemplo, se recordará   a las víctimas de los gobiernos dictatoriales en Bolivia.

 

Un espacio para recordar a los  scouts de Bolivia

"Hace 42 años,  en 1974,    murieron tres jóvenes scouts. Entre diciembre de 1973 y enero de 1974,   los scout navales hicieron una campaña junto a  la periodista Margarita Arauz, quien tenía un programa en radio Altiplano”.

  Con esas palabras, Érico Loza, representante de los scouts,  comienza narrar la historia de  Fernando Encinas, Gonzalo Monroy y Jhony Wilder Vargas,  tres scout  que llevaron  víveres y vituallas para asistir a las víctimas de inundaciones en   Beni. Sin embargo, después de cumplir su deber, y por azares del destino, perdieron la vida en un accidente aéreo. 

Este episodio será narrado por un grupo teatral liderado por Mariel Vargas  en una de las 11 instalaciones del recorrido de Un Noche en el Cementerio.  "Cinco chicos  fueron  designados  para el Beni  y  entregar caja por caja  todo lo recaudado. Después de cumplir con su deber, el 22 de febrero,   los jóvenes tenían que regresar”, dijo.

Según Loza, dos de los jóvenes se fueron con destino a la ciudad de La Paz y los otros  tres partieron rumbo  a Oruro. Los primeros llegaron sin problemas. "De los otros tres el avión explotó   y murieron”, contó.

  Desde entonces, los scouts se reúnen cada 22 de  febrero para recordar a los jóvenes fallecidos. "Les honramos porque estos chicos han cumplido su deber, que es servir al prójimo en toda circunstancia. Entonces, eso han hecho los chicos y han cumplido con ese voto”, sostuvo.

El año pasado, la Alcaldía   invitó a los scouts a formar parte del recorrido de Una Noche  en el Cementerio. "Nos pidieron compartir  los valores de los scouts”, indicó.  La instalación en homenaje a estos jóvenes se encuentra a unos 20 metros del lugar donde descansan sus restos.

 

Apus y ajayus, la vida más allá de la muerte
En la instalación,  un grupo de artistas hará una representación de una de las prácticas funerarias más representativas desarrolladas en el valle de La Paz durante el periodo prehispánico. Se trata de  la conservación del cuerpo del difunto, considerado intermediario entre las deidades naturales, apus y la comunidad en los rituales y festividades, en procura de mejores condiciones para la comunidad.
 
 

La muerte de un español y un cacique
En este espacio, los creadores presentarán una obra basada en los primeros años del siglo XVI, cuando  los fallecidos eran  enterrados dentro y fuera de las iglesias y capillas católicas. Sacerdotes y nobles conservaron sus privilegios hasta en la muerte, pues su última morada era el interior de los templos, los restos mortuorios de autoridades eran colocados en el atrio y los de la gente "común” alrededor de iglesias y capillas.  
 

La cripta  de Lucio Pérez Velasco
En este punto del recorrido,  otro grupo de artistas contarán sobre  el legado de Lucio Pérez Velasco (1854- 1904), quien  fue vicepresidente en el gobierno de José Manuel Pando de 1900 a 1903. Inició sus estudios en el colegio Ayacucho de La Paz y en un establecimiento secundario en Cochabamba, en 1872. Fue partícipe de la Guerra del Pacífico (1879) a cargo del comando de un cuerpo de Ejército que acudió a la batalla de Alto de la Alianza. 

 
 
Mausoleo de Bautista Saavedra
Se trata de una instalación dedicada a Juan Bautista Saavedra (1869-1939), quien  fue  presidente de Bolivia entre 1921  y 1925. Fue conocido también como el "cholo Saavedra” por su popularidad entre los artesanos. Fue partidario del gobierno liberal con el que más tarde rompió lazos. Fue precursor de las leyes de proyección laboral, estableciendo la jornada de ocho horas de trabajo, el derecho a la huelga y protección jurídica del trabajo de mujeres y niños.

 
 
La tumba de Carlos Palenque
Carlos Palenque Avilés (1944-1997), conocido  como  "Compadre”,  fue músico folklorista, comunicador social y político. Formó parte del grupo  Los Caminantes. En 1980 se convirtió en propietario y director de radio Metropolitana.  En 1983 inauguró  Radio Televisión Popular (RTP) y se destacó por  La Tribuna Libre del Pueblo. Este canal fue clausurado en 1989, hecho provocó la fundación del partido político CONDEPA con gran apoyo popular.
 
 
Mausoleo de los notables
En el mausoleo de los notables se encuentran bolivianos que aportaron con su arte enriqueciendo el espíritu de muchas generaciones. Uno de  los personajes recordados es el orureño  Gilberto Rojas Enríquez (1916-1983), quien fue un prolífico compositor, intérprete de piano, profesor de música y director de orquesta. Otra de las estrellas  recordadas es  Miguel Alandia Pantoja (1914- 1975),  destacado muralista y pintor autodidacta.
 

Dante, la leyenda de Papaya Salvietti
Se realizará un homenaje al italiano Dante Salvietti, quien llegó a Bolivia en 1974. Luego de dos años de su arribó   creó  la empresa  Papaya Salvietti. Según la leyenda, un día se le apareció un duende alegre en el bosquecillo de Pura Pura que le prometió ayuda para que su empresa fuera próspera y reconocida con la condición de que colocara su retrato en el envase de la soda. El hermano de Dante creó la etiqueta con la imagen de ese duende, cumpliendo la promesa.
 

Beneméritos de la Guerra del Pacífico
En este punto del recorrido se    recordará   aquel  14 de febrero de 1879,  cuando durante el gobierno de Hilarión Daza, Chile asaltó el puerto de Antofagasta. Durante la invasión, Genoveva Ríos, una niña de 14 años, hija del comisario Clemente Ríos, impulsada por el orgullo de ser boliviana, rescató y protegió la tricolor boliviana de las tropas invasoras chilenas.  En esta instalación se rendirá un homenaje a la pequeña. 

 
 
Un homenaje a los héroes del Acre
En este espacio se rendirá un homenaje a los héroes de la Guerra del Acre, en especial al tacana Bruno Racua, quien  con su arco y flecha inició el incendio sobre los techos de palmera, quedando las trincheras del enemigo a merced de las llamas. En 1899 y 1902, Brasil irrumpió en dos ocasiones con contingente armado en el territorio del Acre de los departamentos de Beni y Pando por el control de los recursos naturales.
 
 
Un lugar dedicado a los scouts del país
 Los scouts se fundaron en Bolivia en 1909. En 1915  se creó la primera asociación de Scouts de Bolivia con sede en La Paz.  En  1974, los Scouts organizaron la campaña de ayuda a las víctimas en las inundaciones de Trinidad. Tres de  sus integrantes  Fernando Encinas, Gonzalo Monroy y Jhony Wilder Vargas llevaron  víveres y vituallas para asistir a las víctimas del desastre, al retornar perdieron la vida en un accidente aéreo.
 

 Tributo a los héroes de la Libertad
En esta instalación se rendirá un  homenaje a los  bolivianos que  murieron bajo la violencia ejercida por  los gobiernos dictatoriales.  Será un espacio  para recordar el primer periodo de gobierno de  Víctor Paz Estenssoro que en 1964 fue  derrocado por el general René  Barrientos Ortuño.  Además, se  recapitulará a través de una obra las represiones los contra ciudadanos que criticaron el régimen de Luis García Meza.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

81
4