Pintan mural de 33 metros de alto en honor a Alandia Pantoja

La obra es un homenaje a la vida, obra e ideología del reconocido artista. Fue plasmada por el colectivo Cementerio de Elefantes.
jueves, 10 de noviembre de 2016 · 00:00
Página Siete  / La Paz

Más de 150 litros de pintura utilizaron seis integrantes del colectivo nacional Cementerio de Elefantes para plasmar un mural de 33 metros de alto por seis de ancho en el edificio Salgueiro, ubicado en la calle Rosendo Gutiérrez de la zona de Sopocachi.
 
La obra -que empieza en el piso 14 y termina en el 3- es un homenaje a la vida, obra e ideología del reconocido muralista boliviano Miguel Alandia Pantoja, fallecido en 1975.
 
Alegoría a la vida, un homenaje a Miguel Alandia Pantoja es el título del mural que fue realizado como parte del II Encuentro de Muralismo Latinoamericano Voces Libertarias La Paz-Bolivia, una actividad organizada por la Secretaría Municipal de Culturas, en coordinación con la Junta de Vecinos de Sopocachi, la Fundación Solón y la Red Apacheta. La actividad reunió a más de 40 artistas de Argentina, Chile, Colombia, México y Bolivia.
 
"Más que la propia obra es recuperar al artista, que de alguna manera está olvidado. Es una alegoría hacia la vida y la revolución”, dijo  uno de los artistas del colectivo nacional Cementerio de Elefantes, quien prefirió no revelar su identidad para resaltar el trabajo conjunto.  
 
Según  los artistas, el propósito de su trabajo fue el de utilizar una obra o un concepto para plasmar la propuesta plástica e ideológica que tenía Alandia Pantoja. Asimismo, se buscó recuperar el nombre y aporte de una de las más importantes figuras de la plástica latinoamericana.
 
La obra es una especie de tótem que consta de cinco elementos. Se inicia con una cabeza de cóndor, más abajo se aprecia la figura de la imilla rodeada de naturaleza, también se plasmaron manos que tienen el simbolismo de dar y recibir, el nombre del homenajeado y al final pueden verse tres flores de kantuta. Al acabado se suma una intervención urbana consistente en el chorreado de pintura.
 
Según los artistas, "en las culturas precolombinas, así como uno recibe de la naturaleza también se da.  Entonces Alandia Pantoja hizo eso con su vida y la revolución”, respecto a parte de la iconografía que se ve en la obra, en este caso la de las manos.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

96
2