El Pórtico de la Gloria entra en el Museo del Prado

martes, 29 de noviembre de 2016 · 00:00
El Mundo  / Madrid

Un monstruo tira de la lengua de la infortunada, mientras dos serpientes devoran sus senos. Enfrente, su compañero no tiene mejor suerte: una sierpe engulle sus testículos, un perro le muerde el pene y otros reptiles hincan sus dientes en las orejas y la cabeza. 

Las atormentadas figuras pueden verse desde ayer  en el Museo del Prado, son dos fragmentos de las truculentas dovelas de la Catedral de Santiago que representan el castigo de la lujuria. Se esculpieron hace más de 800 años por un hombre del que apenas se sabe otra cosa que es uno de los más grandes creadores de la historia del arte.

Las morbosas creaciones forman parte junto con una docena de esculturas de la exposición Maestro Mateo, organizada por el Museo del Prado junto a la Real Academia Gallega de Bellas Artes y la Fundación Catedral de Santiago. La muestra pone en valor el trabajo del creador del Pórtico de la Gloria, obra cumbre del arte románico. Las piezas  expuestas pertenecieron a la fachada original del Obradoiro y al Coro, ambos desaparecidos en sucesivas restauraciones.

"No podíamos traer el Pórtico de la Gloria que, además, está en restauración, pero sí lo hemos traído en forma virtual”, explicó ayer  Ramón Yzquierdo, director técnico del Museo de la catedral de Santiago y comisario de la exposición. 

Una sorprendente recreación que los visitantes pueden contemplar en tablets. "Sí hemos traído piezas de la fachada románica original y del Coro de piedra, que Mateo concibió como elementos inseparables del Pórtico”, añade el comisario.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

60
1