Se fue María Elena Alcoreza, una figura del teatro boliviano

El velorio de la actriz paceña de teatro y cine se realiza desde ayer en una casa de la zona Sur. El entierro se llevará a cabo hoy, a las 15:00, en el cementerio Jardín.
sábado, 17 de diciembre de 2016 · 00:00
Página Siete  / La Paz

"Adoro esta obra; mi corazón de niña, intacto, late cuando escucho los gritos de los chicos y sus padres, sus risas, y yo salto y maúllo llena de vida”. (Esta vez), "la enfermedad no va a detenerme”, dijo  la actriz paceña  de teatro y cine, María Elena Alcoreza, semanas antes de  cumplir uno de sus últimos deseos al subir nuevamente al escenario del Teatro Municipal Alberto Saavedra Pérez para protagonizar la obra El gato con botas.  De esa manera, el pasado mes, la artista se despedía del teatro.

Alcoreza, considerada una destacada figura del teatro boliviano, falleció la noche del jueves 15 de diciembre después de librar una batalla contra el cáncer durante varios años. 

 
El velorio se realizó ayer  desde las 15:00 en el domicilio ubicado en la avenida Los Sauces (entre calles 9 y 10 de Calacoto), pasaje Las Kantutas, No. 345. Asimismo, el entierro está previsto para  hoy, a las 15:00, en el cementerio Jardín. 
 
La también psicóloga, comediante, bailarina y animadora infantil, nació el 12 de febrero de 1955 en La Paz. Tiene dos hijos: Jorge Koky Mondacca y Alejandra Siles.

Una de sus obras cumbres fue Un paraguas bajo la lluvia (Víctor Ruiz Iriarte), dirigida a principios de los años 90 por Ninón Dávalos de Kushner. En la obra, la actriz daba vida a  cuatro personajes tan distintos, que sólo al final de la obra el público se daba cuenta de tremenda hazaña.

Alcoreza también participó en la obra  No le digas, creada y actuada por  el dramaturgo David Mondacca como homenaje al universo de  Jaime Saenz.

Mondacca, su exmarido, del que se divorció tras cinco años de matrimonio,  la ha convocado muchas veces para sus obras, la más reciente El delirio de Lara, en la que la actriz asoma casi al final como el fantasma del hermano del pintor Raúl Lara (hermano desaparecido durante la dictadura de los 70 en Argentina), para acompañarlo en el tránsito de la muerte, según un reportaje realizado por Mabel Franco,   periodista y  jefa de la Unidad de Espacios Escénicos.  

Con Mondacca Teatro es que hizo, a principios de los años 2000, El gato con botas (cuento popular en versión de Charles Perrault), montaje en el que María Elena es el centro y que ha sido repuesto en varias oportunidades. 

La actriz además  fue animadora de fiestas infantiles hasta hace unos años, trabajo con el que logró conocer a varias personalidades, y también estudió psicología en la Universidad Católica Boliviana.
 
De acuerdo con su hijo mayor, la actriz falleció la noche del jueves 15 a las 23:50, en compañía de ambos. "Por suerte (el deceso) fue de una manera muy suave y muy bonita. Nos dimos cuenta que era el momento. La abrazamos y ella nos abrazó. Fue algo indoloro”, aseguró Koky Mondacca.

"Dios me dotó de una voz impresionante. Una compensación para mi tamaño: mido 1,50 de estatura, pero soy capaz de dominar auditorios de más de 400 personas, fiestas con niños y niñas bulliciosos. ¿Sabes? Mi mamá era una ‘deditos de oro’ para resolver emergencias, una cualidad que heredé. Sé hacer de todo y a todo me animo: arreglar una plancha, reparar un enchufe, coser lo que sea. No le temo al fracaso y mira que fracasé muchas veces, pero aquí estoy”, contó Alcoreza en una reciente entrevista concedida a Franco, antes de subir a escena por última vez.

  En el plano cinematográfico, la actriz  participó en filmes como Los Andes no creen en Dios (2007), Olvidados (2014) y Engaño a primera vista (2016).

Un sueño hecho realidad
 
El  domingo  6 de noviembre, Alcoreza cumplió "su más grande anhelo”, cuando dio vida una vez más al personaje principal de El gato con botas -pieza que formó parte de la temporada Escénica 2016-, con Mondacca Teatro.
 
"María Elena se tomó muchísimas fotos al final de la función en el Teatro Municipal. Niños, jóvenes y adultos la esperaron largos minutos para imitar su gesto. Ella, que había salido de la clínica para actuar, pidió solamente una silla para estar junto a la gente”,  contó Franco. 
El municipio  de La Paz la distinguió ese día por su aporte al teatro en Bolivia. "Actúo desde que tengo uso de razón”, dijo la artista.

Su hijo informó también que un día antes de su fallecimiento, la actriz tuvo la oportunidad de ver el video de esa última actuación junto a sus familiares y amigos. "Ella estuvo muy feliz de escucharse y verse. Todo eran sonrisas y alegría. Gestos expresivos más que palabras”.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

95
1