Yamabol abre un espacio cultural en el corazón de la zona Sur

La empresa importadora de instrumentos musicales, que tiene 57 años de vida, impulsa una academia musical con métodos de enseñanza japonés.
viernes, 2 de diciembre de 2016 · 00:00
Eliana Flores  / La Paz

En la calle Claudio Aliaga esquina Gabriel René Moreno (Calacoto), en pleno corazón de la zona Sur,  se alza un nuevo espacio cultural, impulsado por la empresa de instrumentos  musicales Yamabol. El escenario, que tiene una capacidad para 100 personas y denominado Toshio Hada, se encuentra en un edificio moderno de cuatro pisos.

El espacio cuenta además con otro salón superior que servirá para presentaciones pequeñas. Desde este mes, el centro cultural ya  ofrecerá una variedad de actividades culturales. Y de esa manera se convertirá en una nueva opción  en la zona Sur para la presentación de  conciertos, shows y otros espectáculos.

  
La empresa Yamabol tiene ya 57 años en Bolivia, representando a la firma japonesa  Yamaha, que fabrica   instrumentos de música y de audio. "Esta no es solo una empresa que distribuye instrumentos musicales. Su forma de producción  ya tiene una filosofía y es el Kando”, contó  la gerente de Yamabol, Mirna Hada.

Según definición, el Kando es una palabra japonesa que expresa sentimientos de profunda emoción y satisfacción cuando se encuentra algo de valor excepcional. Por esa razón, la empresa busca reflejar esa filosofía en la fabricación de los instrumentos musicales. 

"Mi suegro es japonés y mi esposo también, toda una familia que siempre siguieron  la filosofía de realizar las cosas de la mejor manera. Un ejemplo es la realización de los pianos en el norte de Japón, las  maderas con que se realizan los pianos son guardados desde hace 50 años, siguiendo un tratamiento riguroso”, añadió Hada.

  La Fundación Yamaha  fue destinada a fomentar una serie de actividades culturales, educativas y la promoción de grandes artistas. Uno de sus proyectos más destacados es la  academia musical que siguió  métodos de enseñanza japonesa implementada estrictamente por 14 años, con resultados positivos. Sin embargo, por motivos muy particulares el centro de formación  se cerró  por un tiempo. Este año,  a pedido del público, abrió otra vez sus puertas. 

  En la primera planta del edificio se encuentra la sección principal de ventas,  espacio donde se exponen  los instrumentos. En la segunda planta  se halla  las instalaciones de audio casero.

  Según Hada, toda una  generación se formó junto a Yamabol. Por ese motivo, mucha gente lleva a sus hijos  para que aprendan de la  misma forma que lo hicieron ellos. Además, resaltó que en dicha academia  también se formaron destacados ingenieros de sonido.

   En la tercera planta se encuentra el centro de enseñanza de Yamabol. Ahora, la reapertura todavía  conserva el mismo sistema de enseñanza Yamaha. 

El sistema está pensado de manera grupal y las actividades tienen una frecuencia de 10 minutos de cambio. De manera general, los estudiantes aprenden de forma profesional   escritura, lectura musical y   ejecución.

"Los estudiantes deciden si quieren perfeccionar su carrera musical en otras instituciones, como el Conservatorio.  El objetivo es que amen desde un principio la música y el sonido de los instrumentos”, dijo Hada.

La enseñanza en grupo es un sistema que Yamabol sugiere y que, según Hada, está comprobado que los estudiantes junto a otros compañeros aprenden mejor y aprovechan  el tiempo.

En la actualidad  se dictan cursos de guitarra eléctrica, bajo eléctrico, teclados, canto y violín, guitarra acústica y batería.
 
 
 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

70
2

Otras Noticias