Adiós, maestro Arnal

El artista plástico Enrique Arnal falleció ayer en EEUU, tras una larga enfermedad.
lunes, 11 de abril de 2016 · 00:00
Página Siete / La Paz

Paisajes cubistas del altiplano, desnudos en óleo y dibujos en tinta china. Periodos realistas, seguidos por otros neofigurativos, para incursionar de manera desaprensiva en el abstracto. Series de toros, de gallos, de aparapitas; de cuerpos tenues y suaves, seguidos de otros con explosión de colores.

Para quien lo haya intentado catalogar o definir la obra de Enrique Arnal es una aventura destinada al fracaso.
 
Primero, porque ésta ha transitado los más diversos lenguajes, formatos y estilos expresivos; y segundo, porque en esta ruta de exploración incesante, ha aparecido siempre renovada, como si en cada fase se tratara de un nuevo artista.
 
Arnal, figura central de la plástica boliviana, falleció este domingo en Washington, Estados Unidos, tras luchar con una larga enfermedad. Su hijo, Matías Arnal, escribió en su perfil de Facebook: "Padre hermoso. No sabes el vacío que me dejas. Fui el hijo más afortunado de tenerte como padre. Voy a luchar cada día para ser el gran hombre que fuiste tú, el hombre mas noble, creativo, y sensible que conocí”.
 
La publicación prosigue. "No pasará el día que no piense en ti y trabajaré en el gran legado que nos has dejado. Mi mundo se puso oscuro, pero lo que me alienta es que nos volveremos a ver en un futuro no muy lejano. Gracias por todo lo que me enseñaste. Te amo. (1932-2016)”.
 
De proyección universal, aunque profundamente ligado a lo nacional, Arnal fue un artista único, emblemático.
 
Nació en 1932 en el complejo minero Catavi, departamento de Potosí, Bolivia, donde pasó su infancia. Tras un inicio autodidacta en el que se expresa la que fue su invariable determinación de dedicarse a la pintura, fue becado por la Fundación Simón I. Patiño a París (1966).
 
Hizo su primera muestra individual en Cuzco, Perú, en 1954 y, a lo largo de su carrera, varias exposiciones individuales en La Paz, Buenos Aires, Asunción, Santiago de Chile, Washington, D.C., Bogotá, Lima, París y Nueva York. También participó en muestras colectivas, entre ellas el Homenaje a la Pintura Latinoamericana en el Patronato Nacional de las Artes de El Salvador en 1977 y el Primer Encuentro Iberoamericano de Críticos de Arte y Artistas Plásticos de Caracas en 1978.
 
En octubre de 2007, Enrique Arnal recibió el Premio Municipal A la Obra De Una Vida, del Salón Pedro Domingo Murillo de La Paz, en distinción a su destacada y singular trayectoria en la pintura boliviana. Obtuvo siete premios internacionales de pintura, incluidos el Gran Premio Municipal de Pintura de La Paz (1955) y el Premio Bienal INBO de La Paz (1975).
 
Fue Profesor Honoris Causa de la Escuela Superior de Bellas Artes de La Paz. Estudió en St. George’sCollege de Buenos Aires, Argentina y fue becario de la Fundación Fulbright (1991).
 
Su obra  se encuentra en varias colecciones de arte privadas, nacionales e internacionales,  en colecciones y espacios públicos, incluidos el Museo Nacional de Arte y el Parque Central de La Paz. En Washington, D.C., su obra está representada en The Phillips Collection, el Museo de las Américas de la OEA, y en la residencia de la
Embajada de Bolivia. 
 
Una larga enfermedad que lo llevó a dejar Bolivia definitivamente y finalmente falleció en Estados Unidos.

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete. 

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día. 

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

8
1

Comentarios