Turner y Giardino regalaron un show 100% hard rock

martes, 10 de mayo de 2016 · 00:00
Diego Gonzales / La Paz

Los fanáticos del hard rock y del heavy metal de la sede de Gobierno fueron testigos de un show pocas veces visto en Bolivia.  El pasado sábado, uno de los míticos vocalistas de este género, Joe Lynn Turner, y el argentino Walter Giardino, líder de Rata Blanca, realizaron un tributo a Yngwie Malmsteen’s  Rising Force, Rainbow y Deep Purple, bandas en las cuales participó el cantante estadounidense  en distintos momentos de su larga carrera.
 
Si bien el plato fuerte de la noche era la presencia del vocalista estadounidense, el show comenzó muy temprano, minutos después de las 22:00, con la actuación de Luiyi Black Side, guitarrista argentino que tocó alrededor de media hora.
 
Luego fue el turno de Temple, proyecto de Giardino que se dio a conocer a finales de la década de los 90. La banda, con poca difusión en Bolivia, levantó al público con temas como Héroe de la eternidad  o El club de las almas perdidas, además que tuvo su momento melancólico con la balada Azul y Negro. Para concluir el sector del hard rock en español, los argentinos entonaron Corte porteño, quizá la canción más conocida de Temple.
 
Minutos después de las 23:00, los músicos argentinos volvieron al escenario, pero esta vez sin el vocalista Javier Barrozo. Los riffs de la guitarra de Giardino anunciaban el ingreso de Turner, que con su característica voz y presencia en el escenario entonó las primeras estrofas de Spotligth Kid, uno de los éxitos de Rainbow en la década de los 80.
 
Luego, para los fanáticos de Deep Purple, Giardino y Turner tocaron Death Alley Driver, una versión que no tuvo nada que envidiar a aquella que grabó la banda británica en 1982. El show continuó con temas que marcaron décadas.
 
El público pudo corear por primera vez canciones de Rainbow como I Surrender, Street of dreams o Long live rock & roll; también recordó aquel concierto de 1997 en el cual Deep Purple con Ian Gillan como vocalista llegó a la sede de Gobierno por única vez, con canciones como Perfect Strangers o Lazy. Y los amantes del guitarrista sueco Yngwie Malmsteen disfrutaron la interpretación Rising Force.
 
El momento emotivo del concierto del recital fue cuando Turner dedicó Man on the silver mountain a Ronnie James Dio, mítico vocalista de metal que falleció hace seis años. Este tema fue grabado por él en el primer disco de Rainbow antes de ser la primera voz de Black Sabbath.
 
La gira de Turner, Giardino y Temple por Bolivia, que comenzó el viernes en Cochabamba,  cerró con la interpretación de Burn de Deep Purple, canción en la que Turner hizo dúo con el vocalista de la banda argentina para que los presentes concluyan el concierto con una ovación hacia todos los músicos.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

61
1

Comentarios

Otras Noticias