La Casa Museo Solón reabre sus puertas con obras inéditas

La muestra de reapertura está dedicada a la historia de Bolivia y a la vida del artista Wálter Solón Romero. La exposición está compuesta por al menos 67 piezas.
martes, 17 de mayo de 2016 · 00:00
Gonzalo Díaz Díaz de Oropeza  / La Paz

El próximo 26 de mayo, la Casa Museo Solón reabrirá sus puertas al público con una muestra permanente dedicada a la historia de Bolivia a través de la obra del artista  Wálter Solón Romero, así como a la vida de este artista. 
 
"Él ha hecho sobre todo un arte vinculado a la problemática social y a la historia”, dijo el director ejecutivo de la Fundación Solón e    hijo del artista, Pablo Solón. 
 
El público que asista al espacio  podrá conocer piezas  que nunca antes fueron expuestas. Una de ellas es un proyecto de mural relacionado con la Marcha por el Territorio y la Dignidad, protagonizada por los indígenas de tierras bajas en 1990. "Fue cuando se dio el encuentro entre los pueblos indígenas que marcharon desde el Oriente y los pueblos aymaras y quechuas. Precisamente este mural refleja ese momento de  la  historia de Bolivia”. explicó Solón.
 
Otra obra inédita es la litografía titulada Sangre de Copagira, que está relacionada con la denominada relocalización de los mineros a mediados de los años 80. Asimismo, está un tapiz titulado Rejas para el viento, que está ligado con el periodo dictatorial. "Tiene que ver con la dictadura y la desaparición de José Carlos Trujillo, que era mi hermano, hijo de mi madre, durante la dictadura de Banzer”, contó Solón.
 
En la parte inferior de la pieza hay un grabado de madera que muestra las etapas de la vida del hermano de Solón, como su enfrentamiento con la dictadura y su desaparición. También se muestra a su madre que lo buscó desde 1972. "Es la historia de mi madre que lo buscó por 40 años y nunca logró  encontrarlo”, recordó.
 
Estas son algunas de las 67 obras que conforman la  muestra. "Van desde pinturas al óleo, dibujos de pluma, dibujos a tempera, grabados, algunos tejidos, retablos y bocetos de mural”,  comentó Solón.
 
La idea para la reapertura de la Casa Museo Solón consiste en que, quienes asistan, primero  ingresen a la
denominada   Sala de la Piedra.  "Mi padre tenía un símbolo, la piedra; él decía que todo lo que pasa queda registrado en la piedra”, recordó. 
 
Después de conocer la sala, el público hará un recorrido por el primer y segundo pisos, en los cuales conocerá la historia del país, desde la época prehispánica hasta 1999, el año del fallecimiento del artista.
 
El tercer piso de la Casa Museo está dedicado a la vida de Solón Romero. Ahí se ven obras inconclusas del pintor, como un mural en el que representó su propia vida, desde su nacimiento en Uyuni, así como la pérdida de su madre y otros sucesos personales.
 
Otro mural no acabado está dedicado a la historia de la hoja de coca, que se remonta a tiempos incaicos e incluso llega a abordar la problemática del narcotráfico. "Él siempre ha pintado murales sobre la historia del petróleo, sobre la historia de la aviación, sobre la historia de la salud, sobre el retrato de un pueblo y sobre la revolución de 1952”, recordó el hijo del pintor.
 
En la tercera planta, el publicó también podrá ingresar a un cuarto, que concentra las herramientas y materiales que usaba Solón Romero,   para hacer sus grabados. También hay elementos de carpintería y  cerámica. "(Aquí) tenemos una pequeña síntesis de lo que era, más o menos, su taller”.
 
La Casa Museo Solón cerró sus puertas en enero. "A lo largo de estos cuatro meses hemos ido reacondicionándola”, contó Solón. "Nuestro objetivo es empezar algo nuevo, que llamamos ‘museos lentos’”, explicó.
 
Este concepto se ha desarrollado en otros países para que la gente conozca detalles de las obras en los repositorios, y no vaya pensando en ver la mayor cantidad de obras en poco tiempo. Cada año se cambiarán las muestras, no serán de corto plazo, sino por un año.
 
Los asistentes accederán a un catálogo online de las piezas  
 
Página Siete  / La Paz 

Una innovación que prepara la Casa Museo Solón para su próxima reapertura está relacionada con la tecnología. Mediante un teléfono inteligente o una tablet, los asistentes podrán acceder a información detallada de cada una de las  piezas en exposición. 
 
"Habrá una aplicación que se puede bajar; a medida que (la persona) avanza, (se) le indica quién (por ejemplo) es la persona que está viendo”, explicó Pablo Solón al mostrar un busto de su madre. 
 
Cada obra de esta casa museo contará con un número, que al ser identificado con un smartphone devolverá a su propietario información sobre la pieza que observa, "como un catálogo online”. 
 
"Va a ser la primera vez que vamos a desarrollar esto, para esta muestra”, indicó Solón. "Creemos que al mismo tiempo que hay que promover un museo donde se aprecie la obra de arte, (éste) también tiene que ser un museo donde se recurran a las nuevas tecnologías para hacer que sea mucho más interactivo”.
 
Este trabajo se realiza desde hace al menos cuatro años. "Probablemente lo terminemos de hacer el 2017.
 
Tenemos que tomar en cuenta que la obra de Solón incluyendo dibujos y bocetos es de casi 2.000 obras; la catalogación y clasificación no es rápida, ni sencilla”, explicó. 
 
Esta iniciativa está ligada al concepto de "museo lento” que se implanta en la Casa Museo Solón.
3
1

Comentarios