Carta de apoyo a la feria del libro de Santa Cruz

miércoles, 4 de mayo de 2016 · 00:00
La Feria Internacional del Libro de Santa Cruz es uno de los pocos eventos en Santa Cruz en el que niños, jóvenes y adultos tienen acceso a los libros. Desde el año pasado, el precio de la entrada se incrementó de 15 a 20 bolivianos, haciendo de esta feria del libro la más cara de Bolivia (la feria de La Paz, por ejemplo, cobra 10 bolivianos).

Esto se debería a la falta de apoyo institucional a la feria, que no permite mantener el precio de la entrada a una suma más accesible para todos los sectores sociales. Llamamos por ello a las instituciones públicas y privadas a hacer de la FIL Santa Cruz un tema prioritario y a ofrecerle el apoyo que merece un evento de esta importancia. Una ciudad de un millón y medio de habitantes que es con orgullo el motor económico del país debe extender su responsabilidad con respecto a un desarrollo cultural necesario para la población en el siglo XXI.
 
Este año, gracias a las gestiones de la Cámara del Libro, una empresa -la telefónica VIVA y su Fundación-  ha invertido sus recursos en reducir la entrada de los niños a  dos bolivianos con 50 centavos, lo cual es un ejemplo de apoyo real y efectivo a la cultura y al que debieran adherirse otras empresas e instituciones hasta lograr que el ingreso a la feria sea gratuito.
 
Queremos una feria cuyo precio sea accesible a todos los sectores de la población. Es más, aspiramos a una feria en la que al menos los niños, jóvenes, estudiantes y personas de la tercera edad no tengan que pagar para entrar, en la que puedan ir a ver libros o a escuchar presentaciones y mesas de debate las veces que quieran y sin costo alguno. La FIL es el espacio donde se discute, se piensa y se reinventa la cultura cruceña y boliviana. Sin literatura una ciudad no es capaz de forjarse una identidad, no puede pensarse a sí misma. La literatura no es ni debería ser el lujo de unos pocos, sino un medio al alcance de todos.
 
La responsabilidad de contribuir al crecimiento, fortalecimiento y socialización de la FIL Santa Cruz debería ser un esfuerzo conjunto y comprometido entre las instituciones públicas y las empresas privadas, velando por que los costos de la feria estén lo suficientemente cubiertos como para que no todo ello recaiga en los asistentes. Así como la ciudad es identificada a nivel nacional y continental por el despliegue a todo nivel que significa la Expocruz, así como en el área cultural la región es reconocida por el Festival de Música Barroca, queremos que la FIL Santa Cruz crezca y se consolide como otro de nuestros grandes orgullos. Eso debe comenzar por que todo el mundo pueda ser partícipe de esta fiesta: la feria debe ser una casa en la que todos entran y nadie está excluido por razones económicas.
 
Firman: Liliana Colanzi, Giovanna Rivero y Magela Baudoin.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

61
1

Comentarios