Picante surtido, una nueva serie que busca romper los prejuicios

La propuesta, que plantea el respeto a los derechos sexuales, se estrena en ATB el domingo 14 a las 22:15. Tiene 13 capítulos que muestran la vida de cuatro personajes.
miércoles, 10 de agosto de 2016 · 00:00
Gonzalo Díaz Díaz de Oropeza  / La Paz

Picante Surtido es el nombre de una nueva serie televisiva que aborda el tema de los derechos sexuales y reproductivos. La propuesta audiovisual  se emitirá por ATB cada domingo a las 22:15 durante  tres meses.  

"Básicamente, estamos hablando de los derechos sexuales y reproductivos en el marco de los derechos humanos y civiles”, explicó el director de la producción, Yuri Román. 
  
 Se trata de la producción más ambiciosa de este realizador. Hasta ahora, Román produjo, sobre todo, documentales, como Al otro lado del espejo o  Imágenes de luz.

La idea surgió en los numerosos viajes que el documentalista realizó para hacer sus producciones audiovisuales. "La realidad siempre es nuestro referente”, señaló. 

 
El guión demandó un trabajo de seis meses.  En la elaboración del mismo, además del director, participaron Sergio Soliz, Carlos Sandy,  Karen Postigo y, en una primera etapa, Marcela Ossio. "Queremos que la gente no sólo se entretenga, sino que pueda encontrar una fuente de información”, afirmó Román. "Para nosotros son muy importantes las leyes 045 y la 348 que precisamente hablan de la no discriminación y la no violencia”.

  La serie tiene cuatro personajes principales: Consuelo, que es una trabajadora sexual; Nikol, que es una mujer transexual; Lucia, que es una modelo; y Lucas, que es un adolescente huérfano de 15 años.

En el primer capítulo titulado No todo lo que brilla es oro se conoce, sobre todo, la vida cotidiana de Consuelo. Por ejemplo, se muestra su faceta como madre de familia; también se ve cómo la sociedad vulnera sus derechos. "Todos tenemos derechos y nuestros derechos deben ser respetados” es el mensaje de la primera entrega de la serie.

Nikol también sufre discriminación por su opción sexual. "Es una persona a la que, en general, la sociedad le ‘teme’, siempre le tiene cuidado y no es muy aceptada”, aclaró Román.

"Tiene muchas aptitudes como  habilidades culinarias y humanas. Muestra una cara distinta al estereotipo; es una persona honesta y con dignidad. No cae en lo que la mayoría de la gente cree. Más que nada, muestra el lado humano de ella”, señaló el actor Paolo Vargas, quien interpretó a Nikol.

Para Vargas, interpretar a un personaje transexual fue una experiencia enriquecedora. "Ponerse en los píes de alguien diferente, de otro sexo, de otro género (...) me parece realmente muy enriquecedor. Ha sido muy humanizador, te hace sentir cómo una mujer transexual vive el día a día, cómo se interrelaciona con los demás”.

 La producción demandó un año y medio. Primero se realizó un casting, en el que participaron 350 personas. Durante  el rodaje, hubo dificultades relacionadas, sobre todo, con los horarios de los actores, que debían asistir al colegio o a sus fuentes de trabajo. 

"Van a conocer muchos rostros nuevos, a mucha gente joven, a mucho talento que necesitaba una oportunidad”, destacó  Román.  "Es para todo público, pero tiene un poco de picante. Es difícil, depende de cada persona. Es apegada a la realidad pero muy respetuosa”, concluyó el director.

 

 

 Trabajo en  equipo
  • Asesoría  El proyecto se concretó gracias al apoyo de diferentes instituciones como la fundación Marie Stopes International.
  •  Intercambio  Se sumaron la Escuela de Gestión Pública, YPFB y el Ministerio de Culturas y Turismo, que fueron incluidas en la narrativa.
 
 
 
 
 
 


 

16
2

Comentarios

Otras Noticias