Reseña

El otro mar, de Alfonso Zapico

jueves, 01 de septiembre de 2016 · 00:00
Jorge Siles (*)

Prosiguiendo con la obra de Zapico, tenemos El otro mar, un cómic que  en 48 páginas nos presenta la historia de Vasco Núñez de Balboa, el primer europeo que divisó el océano Pacífico, abarcando los últimos cinco años de vida de tan singular personaje.

El autor permanece en el campo del relato histórico, se documenta esta vez para ambientar su relato y contarnos lo que podrían haber sido las aventuras y penurias de un personaje conocido para nosotros los latinoamericanos: el conquistador español. Ahí justamente es que se le presenta al lector de El otro mar una disyuntiva interesante que propone un esfuerzo aparte de la lectura como tal, nos topamos en sus páginas con que el personaje no es el típico "héroe de la historia”, Vasco Núñez de Balboa es una persona antipática, egoísta y ambiciosa, también rodeado de indeseables, prácticamente desertores de su propia tierra, entonces surgen preguntas: ¿por qué tendría  que interesarme su historia? ¿Puedo identificarme con un personaje con estas características? Las respuestas no pueden ser específicas, pero puedo asegurar que dejarán satisfecho al lector en la medida de que Zapico es ya un consagrado narrador y dejarse llevar por su ritmo es sencillo y muy reconfortante.

Los diálogos y situaciones creados para esta aventura de conquista pueden parecernos crueles o censurables, pero sirven últimamente para construir un personaje y una historia que de alguna manera condicen con la referencia histórica en la que se basa.

 La historieta de Zapico nos propone pensar un poco fuera de la caja, explorar otras formas de leer una historieta. Creer que para que una historieta sea "buena” debe necesariamente ser divertida es cerrarse a miles de posibilidades. No es la primera vez que un personaje principal resulta desagradable a primera vista, el libro de Umberto Eco, El cementerio de Praga, tiene por protagonista a Simoni, definido por el mismo autor como el personaje más despreciable de la historia de la literatura, factor que le ganó a la obra otros cientos de miles de ejemplares vendidos. Esta situación comprueba una vez más que la historieta en general y particularmente la española  está proponiendo temáticas de vanguardia y de una variedad que pueden atraer a un mayor abanico de lectores que tan sólo deben acercarse a ella y comprobar que existe material para el más variado de los públicos.

Históricamente tenemos mucho lastre social con referencia a la conquista española, por lo que obras como ésta nunca están demás, especialmente para darle una perspectiva moderna y desenfadada al asunto.

(*) Es autor de historietas.

Comentarios