Stands del Estado en la FIL: entre propaganda y libros oficiales

En los espacios que armaron las entidades gubernamentales en el campo ferial de La Paz, en mucho escasos, regalaron folletos y en otros, exhibieron sus publicaciones.
lunes, 19 de septiembre de 2016 · 00:00
Rodrigo Salcedo /  La Paz  

Uno de los stands más llamativos de la XXI  Feria Internacional del Libro de La Paz es el de Mi Teleférico, donde se  exhibe una cabina de este sistema de transporte, en la cual los visitantes pueden ingresar a tomarse una selfie. Además de aquello en este espacio se entregan folletos como el de Guía del usuario, en el que se hace referencia al uso de la tarjeta preferencial, se indica cómo hacer un reclamo del servicio y cómo, a su vez, presentar una sugerencia.  
   
En la planta baja del bloque Amarillo del campo ferial de La Paz  además de las editoriales se puede observar diferentes stands de instituciones públicas, los cuales exhiben, venden y obsequian diferentes textos. Además, distribuyen  trípticos y folletos, entre otros. 

En un  espacio bastante extenso se encuentra el stand del ministerio de Culturas y Turismo, que ostenta una de las áreas más grandes. Tiene algunos televisores, en los que se emite el canal Tv Culturas. Al otro extremo se venden libros, cuyos precios oscilan entre 14 y 60 bolivianos. Entre las publicaciones que se obsequian está la convocatoria del Premio Eduardo Abaroa 2016.  

Por otro lado, la Agencia Nacional de Hidrocarburos exhibe libros, los cuales también se pueden encontrar en su Biblioteca Virtual. Entre los títulos más destacados están: Estado Ambiental de Bolivia – 2010; Petróleo, Estado y Soberanía; y Ambiente, Petróleo y Gas. 

En el stand del ministerio de Educación se exponen  varias publicaciones; además, se obsequian tres discos compactos, los cuales en su contenido tienen una enorme cantidad de textos en formato PDF, sobre leyes y documentos normativos institucionales como el programa de formación  complementaria para maestros, entre otros.  

Al frente, se encuentra instalado el ministerio de Comunicación, cuyo encargado indica que obsequiaron más de 40 títulos. En su estante más grande se observan distintos libros de exhibición y otra cantidad de publicaciones que son obsequiadas a los visitantes, como Hay medios que mienten, engañan y matan la verdad. 

En este espacio se regala el discurso  que el presidente Evo Morales pronunció en el acto de celebración del Año nuevo andino amazónico y del chaco 5524, el 21 de junio pasado. El texto  se titula Estamos en un tiempo de dignidad, de igualdad, de retorno al equilibrio y a la armonía.

En el stand del ministerio de Economía y Finanzas se comercializa el libro del titular de esa cartera, Luis Arce Catacora, denominado El Modelo Económico Social Comunitario Productivo Boliviano, el cual tiene un costo de 70 bolivianos. También se ofrece, entre otras publicaciones, 10 años de la economía boliviana, a 30 bolivianos. Entre los documentos que se regalan al público están ejemplares de la revista institucional Ecos y La Ley de servicios financieros y otros Decretos Supremos reglamentarios, que tiene 361 páginas.  

El Órgano Electoral Plurinacional, en su stand, obsequia la publicación  Estadísticas Electorales, que detalla cómo fue el voto de los bolivianos en el exterior en 2014. Del mismo modo, entregan de manera gratuita un pequeño folioscopio (imágenes que varían sucesivamente de una página a la siguiente, simulando un movimiento) denominado Democracia en Movimiento, que está dirigido a los niños.

El espacio de la Vicepresidencia, a cargo de la Biblioteca del Bicentenario de Bolivia, ofrece varios libros que fueron publicados entre septiembre de 2015 y julio de 2016. Juan de la Rosa: Memorias del Último Soldado de la Independencia (Nataniel Aguirre); Nacionalismo y Coloniaje (Carlos Montenegro); El Macizo boliviano y el factor geográfico en la nacionalidad boliviana (Jaime Mendoza); El Katarismo (Javier Hurtado); Estado Boliviano y Ayllu Andino. Tierra y Tributo en el Norte de Potosí (Tristan Platt); Antología de literatura infantil y juvenil de Bolivia (Isabel Mesa Gisbert) y Antología de documentos fundamentales para la historia de Bolivia (José Roberto Arze), son los títulos más destacados en dicho stand. Asimismo, La gran estafa del 21-F, caso Zapata, de la ministra de Transparencia, Lenny Valdivia, también está a la venta.  

La Biblioteca del Bicentenario de Bolivia, además distribuye un tríptico donde están enumerados alfabéticamente los 200 libros de la colección, que tratan de  historia, geografía, letras, arte, sociedad. 

Muchas de las instituciones aprovecharon en distribuir distintos folletos, cuyo fin es promocionar sus diferentes bibliotecas virtuales institucionales, tal como lo hace el viceministerio de Recursos Hídricos y Riego. Algo similar realizó la ya mencionada Agencia Nacional de Hidrocarburos.
 
Punto de vista
Rofolfo Eróstegui Experto laboral

 "Las alegorías al Estado”

Al visitar la planta baja del bloque Amarillo del campo ferial Chuquiago Marka, donde se desarrolla la Feria del libro, parece que estaríamos visitando un espacio donde se aceleran los procesos de publicidad del Gobierno, donde todo lo que encontramos son stands  tras stands de ministerios y otras instituciones públicas en las cuales están presentando sus publicaciones y cada una de ellas es indudablemente una alegoría a actividades estatales.

Quizá el único stand que por lo menos se puede salvar es el del Banco Central de Bolivia, en el que presentan cifras, algún tipo de análisis y lógicamente algún tipo de propaganda. Pero es bastante útil. El resto de las instituciones presentan otras cosas.

Ahora bien, ir a ver qué es lo que dice un ministro u otra ministra sobre el caso Zapata… no interesa. Yo creo que ya está de buen tamaño que el Estado ocupe el espacio mínimo que haya para hacer propaganda. Y es como si en una feria gastronómica vaya el ministerio de Salud  a hacer propaganda y a cocinar. Me parece que no es un lugar muy agradable últimamente.

 
 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

61
3