You made me cry: Fats Domino se fue a los 89 años

Fue parte del primer grupo de músicos que entraron al Salón de la Fama del Rock ‘n’ Roll.
jueves, 26 de octubre de 2017 · 01:00
AFP /  Nueva York
 
Fats Domino, el pianista y cantante cuyo ritmo desenfrenado ayudó a dar vida al rock ‘n’ roll, murió el martes a los 89 años, informaron ayer las autoridades. 
 
Un responsable del organismo forense de la ciudad de Nueva Orleans, donde residía Domino, confirmó su muerte, que había sido anunciada más temprano por la hija del artista a una cadena de televisión local. 
 
"Fue fiel a sus raíces de Nueva Orleans y fue una verdadera leyenda”, dijo Gerry Cvitanovich, del centro forense Jefferson Parish, quien indicó que el artista falleció de causas naturales. La hija del cantante dijo que la leyenda del rock murió en paz y rodeado de su familia. 
 
Domino vivió permanentemente en Nueva Orleans. Incluso después de ganar fama permaneció en su viejo vecindario, y algunas veces se lo veía dormir a la intemperie, en una hamaca. 
 
Domino dijo en una entrevista en 2004 que nunca planeó dejar Nueva Orleans, incluso cuando viajaba a menudo se le veía cocinando camarones y platillos tradicionales de Luisiana. 
 
En su auge fue considerado un rival de Elvis Presley como el rey del rock ‘n’ roll. Pero la preeminencia del modesto y tímido Domino se desvaneció a mediados de la década de 1960, cuando un grupo de estrellas de rock empezaron a dominar la cultura del pop. 
 
Antonie Domino, quien tomó su apodo de Fats muy joven, se consolidó en 1949 con su éxito de The fat man, una de las piezas legendarias y más tempranas del rock ‘n’ roll. 
 
Más tarde grabó algunos de los grandes éxitos de la década de 1950, como Ain’t That a Shame y Blueberry Hill, que se volvieron omnipresentes en los tocadiscos de Estados Unidos. 
 
Se estima que Domino ha vendido 65 millones de discos, una gran hazaña para un artista de su época. También fue parte del primer grupo de músicos que entraron al Salón de la Fama del Rock and Roll en 1986, al lado de Presley y Chuck Berry.  
 
Innovador estilo de piano 
 
Nacido de una familia de recursos limitados, Domino de niño había trabajado transportando hielo en la muy húmeda ciudad antes de que hubiera aire acondicionado. En una localidad donde la mayoría de los hogares tenía piano, Domino paraba a tocar de casa en casa mientras entregaba los grandes trozos de hielo. 
 
Con un estilo arraigado de boogie-woogie, Domino se convirtió en un innovador tocando, sobre todo cuando usaba sus notas de triplete que añadieron un ritmo vibrante a su música. 
 
Domino afinó sus habilidades musicales al lado de su padre, un violinista, y su cuñado que tocaba el bajo. 
 
Llegó a tener una gran audiencia después de ser hallado por Lew Chudd, un publicista canadiense que había visto el potencial de la música grabada y antes había trabajado con el clarinetista de jazz Benny Goodman. 
 
Firmó con Chudd para la nueva marca Imperial Records, donde el pianista fue coautor de canciones con su colaborador por mucho tiempo, Dave Bartholomew. 
 
Ain’t That a Shame marcó un punto de inflexión para Domino y para la historia del rock. 
 
Trabajando por primera vez fuera de Nueva Orleans grabó la canción en Hollywood, donde Imperial Records realizó los primeros efectos de estudio para hacer la canción más alegre y menos blusera. 
 
En 1955 fue el primer afroestadounidense que triunfó en terreno del pop en Estados Unidos. Se presentó rápidamente en programas nacionales de televisión, como The Ed Sullivan Show e hizo giras por el país. 
 
Sobreviviente del huracán Katrina
 
El músico permaneció desaparecido un breve lapso, cuando el huracán Katrina devastó Nueva Orleans, en 2005. 
 
Domino decidió permanecer en el estado con su familia, debido a la precaria salud de su esposa. 
 
Posteriormente, su agente anunció que no había oído de Domino desde el paso del huracán
 
Sin embargo, luego se hizo público su rescate en helicóptero, al arreciar las condiciones climáticas y empeorar la inundación.
 
Fue entonces evacuado y un año más tarde lanzó su último álbum, Alive and Kicking (Vivo y coleando), en beneficio de los artistas afectados por la tragedia.
 
 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

62
1