La casa más antigua de La Paz devela sus misterios

La Villa de París completa el circuito patrimonial del centro.
sábado, 28 de octubre de 2017 · 00:00
Manuel Filomeno /  La Paz
 
Desde afuera  la casa no parece especial, cientos de personas transitan frente a ella sin siquiera alzar la mirada, pero ahí está, casi 200 años después de que la primera piedra de su construcción fuera puesta.
 
La Villa de París,  la casa  más antigua  de la ciudad devela sus secretos al equipo de restauradores que intentan devolverle su viejo esplendor.
 
Al ingresar al inmueble  y sortear a los trabajadores que realizan la labor de restauración en la primera crujía (corredor largo que comunica dos salas) el ruido de la calle Comercio de pronto se apaga y es reemplazado por el repique de las herramientas.
 
 Al adentrarse más en el edificio se advierte el deterioro que aún sufre. El patio ,  los pasillos y escalinatas todavía se encuentran cubiertos de escombros, pero al alzar la vista, el brillante techo de tejas de color naranja  muestra  sus colores. 
 
Tatiana Suárez Patiño, restauradora de bienes culturales  y actual consultora del Museo Nacional de Arte, indica que el inmueble es una  pieza clave para entender la arquitectura paceña del siglo XVIII.
 
"La Villa de París completa el circuito patrimonial junto con el Museo Nacional de Arte y el Museo de Etnografía y Folklore”.
 
De plaza de comidas a edificio patrimonial
 
Antes de que la Fundación Cultural del Banco Central de Bolivia (FCBCB) iniciara el rescate y restauración de la Villa de París, en 2014, la casa sirvió como un conventillo y en sus salones alojó diversas oficinas, desde estudios jurídicos hasta un patio de comidas.
 
"Al ingresar, los restauradores pudieron hallar un arco de piedra y murales que habían sido cubiertos con estructuras y varias capas de pintura, que cuidadosamente se fueron retirando”, explica Suárez.
 
En el segundo piso, los techos de la primera crujía lucen remozados y pronto albergarán las primeras exposiciones que el Museo Nacional de Arte trasladará allí.
 
Mientras tanto, los trabajos continúan en otras áreas de la casa patrimonial, que se levanta de nuevo como un testimonio del pasado, pero también como una promesa para el futuro.
 
"La Villa de París volverá a ser lo que era antes y esperamos que se mantenga así”, señala  la restauradora desde la puerta.

Conferencias sobre la casa patrimonial
 
El Museo Nacional de Arte (MNA), la Fundación Cultural del Banco Central de Bolivia (FCBCB) y la Cooperación Española llevaron a cabo la semana pasada un ciclo de conferencias sobre el proceso de restauración de la Villa de París.
 
Las conferencias trataron acerca del proceso de restauración del inmueble, su importancia histórica y cultural desde las miradas de la arquitectura y la filosofía.
 
Este ciclo se llevó a cabo los días miércoles 25, jueves 26 y viernes 27.
 
El encuentro también estuvo dirigido  a divulgar los hallazgos de piezas líticas como un arco de piedra y pictóricas, en la forma de murales restaurados en el  inmueble.
 
Además, el MNA tiene programadas visitas a colegios, en los cuales se mostrarán los avances en la restauración del edificio en un formato audiovisual, todos los viernes de noviembre.
 
"Este componente tiene una doble función, mostrar lo que se ha hecho y animar a los jóvenes a perseguir una carrera en la restauración y conservación del patrimonio”, explicó la consultora y restauradora Tatiana Suárez Patiño.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

138
3