La Alcaldía proyecta una Alasita sin productos chinos para 2018

Se implementará un plan que busca establecer acciones para evitar que se pierda la esencia de Alasita, ligada al trabajo artesanal, la miniatura y las relaciones sociales.
jueves, 7 de diciembre de 2017 · 00:00

Página Siete /  La Paz


  La Alcaldía anunció ayer que en cumplimiento a un plan de salvaguarda de la  Alasita, la Guardia Municipal realizará controles para evitar la comecialización de productos chinos y otros no relacionados con la feria, señaló ayer el secretario municipal de Culturas, Andrés Zaratti.


“El próximo año  vamos a generar  acciones conjuntamente con la Guardia Municipal y la Intendencia para evitar que lleguen a la feria o decomisar estos productos, sobre todo chinos, pero también de otros orígenes que no tienen que ver con la esencia de la festividad”,  explicó Zaratti.


La autoridad, además, señaló que la Federación Nacional de Artesanos y Expositores de Navidad y Alasita (Fenaena) colaborará con estas tareas  expulsando a los miembros que vendan estos productos.


“Vamos a fortalecer también la  autorregulación que ya inició Fenaena hace varios años y que comprende  expulsar o motivar a las personas que comercializan productos que no tienen nada que ver con  la Alasita vayan cambiando de rubro o vayan saliendo de la federación”.


De acuerdo con Zaratti, la incorporación de los Recorridos Rituales de la Alasita en la lista de la Unesco conlleva un trabajo conjunto entre los actores que participan de ella para asegurar su protección.


“Esta incorporación  no solo conlleva una visibilización de la importancia y del arraigo que tiene  Alasita, implica también una serie de obligaciones tanto de la sociedad civil, las autoridades municipales,  la Gobernación y el Gobierno  para resguardar este patrimonio”.


La autoridad señaló que parte de ese trabajo implica el cumplimiento de un plan de salvaguarda,  que será aplicado a partir del próximo año. 


“Como parte de la carpeta se ha presentado un plan de salvaguarda que busca realmente establecer acciones para evitar que se pierda la esencia de la Alasita, ligado al trabajo artesanal, la miniatura y relaciones sociales ligadas en el hecho de soñar”.


Asimismo. indicó que la salvaguarda también busca proyectar a la festividad y articular las diferentes ferias que existen en el extranjero, pero remarcando el origen paceño de la Alasita.


Hay que recordar que la Alasita es una fiesta que tiene una proyección internacional, por lo que debemos  articular estas celebraciones en un mismo 24 de enero en Buenos Aires, en Sao Paulo, en Madrid, pero evitando este error que cometieron nuestros artesanos que llevaron su trabajo a otras partes pero no  asentaron  el origen de la Alasita en La Paz”.

Zaratti explicó que el aporte de la Alasita radica en que “es una fiesta que aporta al mundo actual y  nos permite soñar positivamente y  pensar en el otro”, lo que él considera como central para su reconocimiento.

“Es una forma de aglutinar a la sociedad, Alasita nos reúne en varios puntos a diferentes sectores y comunidades que habitan en La Paz y  genera un diálogo  entre culturas ancestrales y culturas contemporáneas y la Iglesia”. agregó.

Punto de vista
Manuel Filomeno Editor de Cultura


“Conocí la feria hace 20 años”


La Feria de Alasita  fue una de las costumbres bolivianas que conocí primero cuando llegue desde Perú hace 20 años, pero no fue hasta hace 10 que por fin pude empezar a entenderla.


Mis primeras visitas a la feria de la miniatura y los anhelos fue en 1998, junto con mi familia. En aquel entonces, la feria era más pequeña, pero mucho más rica en muchos sentidos. Las miniaturas eran verdaderas obras de arte y no habían tantas cosas chinas.


Conocí poco a poco la historia de las miniaturas, la maleta, los billetes, el sapo para la fertilidad, la tortuga para una larga vida, los gallos y las gallinas para encontrar pareja.


Hace 10 años recibí mi primera gallina de yeso y barniz y  ese mismo año vi cómo un cura bendecía las miniaturas con un trapeador y un balde, desde lo alto del púlpito. Ese día conocí la fe que los paceños ponen sobre las miniaturas, la fe de que sus anhelos se cumplirán.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

63
2