Un Mariscal Santa Cruz triste y nostálgico llegará al Municipal

El director Carlos Cordero y la compañía Cinco Palmas Teatro ponen en escena este episodio histórico poco conocido de la vida del prócer boliviano.
sábado, 27 de mayo de 2017 · 00:00
 Página Siete  / La Paz
 
 Finales de 1844. El Mariscal Andrés de Santa Cruz cumple un año de confinamiento y reclusión en Chillán, a 600 kilómetros de Santiago, en Chile. Desgastado, sufre su encierro y añora recuperar el poder. "Es la prisión y los recuerdos una mala combinación para el estado de ánimo”, lamenta.
 
La escena forma parte de Chillán, la silla del sol, una obra de teatro que retrata el confinamiento al que sometieron a Andrés de Santa Cruz y Calahumana  los gobernantes de Chile, Perú y Bolivia durante casi tres años (1843-1845) en una hacienda de la ciudad de Chillán, ubicada a 600 kilómetros de Santiago de Chile.
 
 Durante un poco más de un año de reclusión, Santa Cruz se ve desgastado, sufre por su encierro y añora recuperar el poder. Según historiadores e investigadores, este episodio histórico es muy poco conocido. Por esa razón, la compañía boliviana Cinco Palmas Teatro decidió llevar a escena la obra, escrita y dirigida por Carlos Cordero.
 
La obra, que ya se estrenó en abril en La Paz, se presentará  el  3 y 4 de junio, a las 20:00, en el Teatro Municipal Alberto Saavedra Pérez. 
 
"Allí, en su confinamiento, Santa Cruz recibe la visita del científico polaco Ignacio Domeyko, con el que reflexionan y discuten varios temas. Además, surge un conflicto sobre la imposición de sus guardias de prohibirle el uso de hojas de papel y tinta para escribir cartas. La pieza aborda el tema de la libertad como el bien más preciado de los hombres”, explicó el también escritor Cordero.
 
¿Cómo nació la idea de llevar a escena la obra? Fernando Arze, director general de Cinco Palmas Teatro, buscaba representar en escena obras de dramaturgos bolivianos. El elenco ya presentó en 2016 El conserje y El amante, obras del inglés Harold Pinter, Premio Nobel de Literatura 2005.
 
"No encontrábamos nada que cuajase con lo que buscábamos. Y en octubre del año pasado, Carlos Cordero nos dijo que tenía dos obras listas y nos propuso realizarlas y dirigirlas. Me pareció perfecto que los actores puedan trabajar con otro director porque esto genera un crecimiento artístico para todos”, contó Arze, director artístico de Chillán, la silla del sol, en entrevista con Página Siete.
 
Un proyecto de investigación
 
El proceso de creación del libro Chillán, la silla del sol duró más de cinco años. La obra  fue presentada  en agosto de 2013.  
 
Para este proyecto, el dramaturgo realizó una recopilación de textos sobre el tema en varios repositorios del país. También revisó varios libros y documentos de la Biblioteca Nacional de Chile. 
 
La escritura de la obra fue concluida en 2011. Tras terminarla, Cordero viajó a la ciudad chilena de Chillán. "He paseado por las calles de Chillán y he constatado que el personaje de Santa Cruz ha dejado un interesante recuerdo en la historia de Chile a partir de su confinamiento”, dijo. 
 
¿Cómo surge la idea? Todo comenzó cuando Cordero leyó el libro El cóndor indio, de Alfonso Crespo. "En las últimas páginas de este texto se comenta sobre el confinamiento de Santa Cruz y Domeyko. El autor hace un comentario muy breve y de ahí nace mi inquietud por indagar sobre este hecho”, indicó. 

 



 

Sobre la última encuesta de Página Siete

Si usted es de los que necesita estar bien informado, puede acceder a la encuesta electoral completa de Página Siete, suscribiéndose a la aplicación PaginaSietePro que puede descargar de App Store o Google Play

 


   

74
1