Expertos en artes marciales cuidan a prestes de Gran Poder

La guardia privada custodia especialmente al bloque de las mujeres, ya que el valor de lo que cada una de ellas lleva en vestimenta suma 30.000 bolivianos.
sábado, 10 de junio de 2017 · 00:00
Verónica Zapana S.  / La Paz

"Contratar  seguridad privada es imprescindible para participar en la Entrada del Gran Poder.
 
Contar con él te hace sentir confiado hasta en tu peor borrachera, porque no sólo te cuida de algunos robos, sino protege tu integridad”, dice entre risas don Natalio Quispe, quien desde hace 10 años decidió contratar a un guardia de seguridad para  sentirse protegido en la demostración folklórica que se realiza hoy en La Paz. 

La seguridad para las fraternidades que participan en la Entrada es privada, ya que la Policía y la Guardia Municipal se encargan de brindar la seguridad pública en todo el recorrido de la Entrada.
 
Por eso,  los prestes  y  el bloque de   las mujeres de pollera que bailan principalmente morenada buscan  ese servicio.

Según el folklorista Javier Escalier, el servicio que dan los guardias de seguridad o más conocidos como "hombres de negro”, es "de puerta a puerta”, particularmente para los prestes o para quienes contratan el servicio de forma individual.

 Así lo confirma don Natalio, quien relata que cuando él fue  preste de la morenada Unión Comercial, hace cinco años, "el guardia  no debía levantarse de nuestro lado (de él y su esposa) ni un instante. Nos acompañaban a todo lado,  incluso al baño nos acompañaban y antes de que entremos se fijaban si había alguien sospechoso ahí dentro”.

Los dos guardias que escoltaron a don Natalio y a su esposa los acompañaron desde que salieron de su casa cerca de las siete de la mañana, recorrieron con ellos  todo el día en la Entrada y luego los llevaron nuevamente a su casa "sanos y salvos”.

 
   Escalier explicó que  la contratación de ese servicio puede ser de forma individual, por los pasantes o  por la fraternidad. "La seguridad custodia principalmente a las mujeres, pues en la entrada lucen sus mejores galas y joyas valuadas en al menos 30.000  bolivianos”, indicó.

Los guardias que custodian a la fraternidad, por lo general son quienes también cuidan la seguridad en los locales y   ellos   se encargan de despachar al bailarín en un taxi.

Para la contratación del servicio se debe vigilar, principalmente de  quienes ofrezcan el servicio sean capacitados y formados especialmente para actuar en cualquier momento.

De acuerdo con el jefe de personal de la empresa  S&T Seguridad, Bernardo López, los prestes por lo general contratan a seis guardias para el preste, entre 30 y 50 para la fraternidad.

"Los que usan traje negro son los que por lo general acompañan a los prestes, y los que acompañan a la tropa son los que visten con camuflado negro”, relata López.

 Para contratar al "equipo de choque”, exigen que sean personas que no beban, que tengan buenas referencias y garantías, y que estén atentos ante cualquier incidente.

  Además,  López recordó  que como los guardias de seguridad  no pueden portar armas, torito ni gas,  y sólo llevan toletes, ellos deben capacitarse y  tener otras aptitudes como ser expertos en  karate, artes marciales, tae  kwon do o jiu jitsu. "Con eso se garantiza la seguridad de los fraternos”, resaltó.

  Afirmó que por lo general, en esta fecha la mayoría de las empresas de seguridad están copadas y no les falta trabajo.
 
Un guardia privado puede cobrar entre Bs 120 y 700

Un guardia de seguridad privado puede cobrar entre 120 y 700 bolivianos, informan prestes y empresas del rubro.

De acuerdo con Natalio Quispe,  miembro de la morenada Rosas de Viacha, la protección de cada uno de los  guardias de seguridad cuesta 120 bolivianos diarios.

Sin embargo, el  jefe de personal de la empresa S &T Seguridad, Bernardo López, explicó que el monto a pagar por  cada uno de los  efectivos de seguridad privada oscila entre los 120 y 700 bolivianos. "El costo depende de las destrezas que tenga el guardia. Los que tienen conocimiento de las diferentes disciplinas de artes marciales cuestan caro, por más que sean bajitos y delgados”.  

Según uno de los miembros de la fraternidad Señorial Illimani, Martín Velazques, su  fraternidad contrata los servicios de una empresa de seguridad privada desde hace años. "Se contrata al menos a 50 guardias, 40 para el bloque de las mujeres y 10 para el bloque de los varones”, relató.

   En tanto, la fraterna Ninoska Ríos, de la  morenada Sociedad de Morenos Maravilla del Mundo,  explicó que su fraternidad contrató a cerca de 40 guardias.

  Por su parte, don Remberto Quispe,  de la fraternidad Morenada Intocables, explicó que los varones también llevan joyas y  deben ser custodiados.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

138
72

Otras Noticias