Tiwanaku recibió el Willka Kuti con “una nevada de esperanza”

El complejo arqueológico estrenó ayer una nueva señalética y luminarias. El principal invitado a la celebración fue el vicepresidente Álvaro García Linera.
jueves, 22 de junio de 2017 · 00:00
Anahí Cazas  / Enviada especial a Tiwanaku

Durante más de 10 horas, Alberto Choque se convirtió  en un celoso guardián del monolito Ponce, una de  las grandes "joyas” del centro arqueológico de Tiwanaku, que se encuentra  a 72 kilómetros de la ciudad de La Paz.  Abrigado con un poncho verde y un gorro de lana, el hombre de más de 60 años se quedaba de rato en rato observando el juego de luces que rodeaba a la pieza.

   "No puedo creer lo que ven mis ojos. Desde muy joven he venido a cuidar nuestro centro arqueológico y nunca me imaginé que se podría iluminar en la noche. Se ve diferente”, dijo  emocionado Choque. El denominado "guarda comunitario”   posaba   ante las cámaras de decenas de  fotógrafos nacionales e internacionales, quienes ayer  en la madrugada se congregaron  en  el sitio arqueológico para cubrir  una de las principales ceremonias del Año Nuevo Andino Amazónico.

Para Claudio Pati, otro de los guardias comunitarios, ayer era un día muy especial para el pueblo   porque su centro arqueológico estrenó un juego de iluminación "nunca antes pensado”. "Se ve diferente. Ahora, podremos hacer recorridos nocturnos”, festejó con una sonrisa.

Y es que ayer   ni bien  los visitantes  ingresaban  al centro arqueológico,  se quedaban hechizados cuando observaban a la  Puerta del Sol, los monolitos  y los principales templos del sitio rodeados de luces. "Parece el castillo de un gran imperio, como en las películas”, comentó un turista con acento brasileño.

Las puertas del sitio abrieron a las cinco de la mañana. Policías y guardias comunitarios vigilaban que los visitantes no ingresen bebidas alcohólicas y comida. "Puedo meter mi termo de café”, insistió una mujer, que al igual que  todos los asistentes se protegía del fuerte frío con una gorra de lana, una chamarra, guantes y chalina. "Siempre he querido conocer cómo se celebra el Año Nuevo Aymara. Me dicen que ahora Tiwanaku tiene luces y que será una experiencia diferente”, añadió. 

 Más que los visitantes, los comunarios son los que muestran más entusiasmo en celebrar  una nueva señalética y luminaria en el sitio.    "Estamos muy contentos. Agradecemos al hermano Julio  Condori, director  del CIAAAT (Centro de Investigaciones Arqueológicas Antropológicas y Administración de Tiwanaku)  por su gran trabajo”, aseguró Choque. 

Desde las 4:00 de la madrugada, "la naturaleza” también festejó la iniciativa. Desde esa hora,  empezó a nevar  en el centro arqueológico. "Es una muy buena señal, es un gran augurio”, dijo uno de los amautas.

 Y a las 6:00 de la mañana, Tiwanaku empezaba a recibir el Willka Kuti 5525 con  cuatro mesas de ofrenda a la Pachamama  y  "una nevada de esperanza”. La ceremonia principal comenzó  cuando arribó al  lugar el vicepresidente Álvaro García Linera, quien junto a diplomáticos y autoridades nacionales, participó de una ofrenda a la Pachamama (madre tierra) preparada por el Consejo de Amautas de la región.

Mientras los amautas y las autoridades participaban en las mesas de ofrendas, dos mujeres argentinas vestidas de incas llamaban la atención de los asistentes. "Hermanos, he venido desde Argentina  para pedir por mi país”, dijo una de ellas y pidió permiso a los mallkus para  participar en el ritual.

 De rato en rato, dos de los mallkus observaban sus celulares en espera de la salida del sol. "Se espera que salga entre las 7:15 y las 7:20”, dijo uno de ellos. Incluso el Vicepresidente revisó su celular  para calcular la hora. Minutos después, los primeros rayos del sol ingresaron por las puertas del templo de Kalasasaya. De inmediato, todos los asistentes levantaron las manos para recibir las energías solares y quedaban impactados con el manto  de nevado que cubría el centro arqueológico de Tiwanaku.        


 
 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

116
58