Retrospectiva evoca el legado de José Rovira Vilela en la acuarela

El artista paceño fue fundador y docente de la Escuela de Artes de Oruro y docente de la Escuela de Bellas Artes de La Paz, donde fue maestro de Julio César Téllez.
lunes, 26 de junio de 2017 · 00:00
Anahí Cazas  / La Paz
 
La obra de José Rovira Vilela  (1919-1992) tiene un capítulo en la  historia de la acuarela en Bolivia. Hoy, el Museo Nacional de Arte invita a  las nuevas generaciones a descubrir   el legado de este artista paceño  a través de una  retrospectiva.         La exposición se presenta en  la sala Diez de Medina  de este repositorio. 
 
Según  Fátima Olivarez, curadora de la muestra,  la historia de la acuarela en Bolivia nos remite al trabajo, en el siglo XIX, de artistas como Melchor María Mercado (1819-1871) quien además de acuarelista fue ilustrador. Ambas características también hacen al trabajo de  Rovira Vilela.
 
Olivarez explicó  que  Rovira   fue fundador y docente de la Escuela de Artes de Oruro y docente de la Escuela de Bellas Artes de La Paz, donde aportó con la formación de grandes acuarelistas bolivianos de la talla de Julio César Téllez.
 
Rovira también se destacó en el dibujo. En su trabajo se percibe la herencia de sus maestros Cecilio Guzmán de Rojas, Jorge de la Reza y otros  connotados docentes de la Escuela de Bellas Artes de La Paz. 
 
En la década de los años 40 y 50 del siglo XX,  Rovira ilustró obras de Guillermo Viscarra Fabre, Óscar Alfaro y Antonio Paredes Candia con imágenes de personajes y territorios que dejan moralejas para grandes y chicos. Corona esta etapa de su vida la serie  Música, instrumentos y danzas indígenas, realizadas en acuarela, obras que fueron incluidas en la edición de la Monografía La Paz en su IV Centenario 1548-1948.
 
Como acuarelista, su trabajo presenta trazos limpios, precisos y de gran colorido, lo que genera contrastes y luminosidades de paisajes rurales, como el altiplano boliviano. En sus obras  se percibe la influencia de Cecilio Guzmán de Rojas, dado que retrata la identidad nacional a través de la representación de hombres y mujeres indígenas. 
 
Rovira develó los secretos de la acuarela al representar el patrimonio material e inmaterial de nuestro país, como riqueza y conocimiento para futuras generaciones, destacó la curadora.
 
José Bedoya, director del Museo  Nacional de Arte, contó "que tuvo la suerte” de   formarse en la Escuela de Bellas Artes de La Paz y conocer a maestros como René Castillo, Julio César Téllez, o Haydé Aguilar. Al enseñar la técnica de la acuarela, estos artistas tenían como referencia permanente la obra del maestro José Rovira. 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

113
49

Otras Noticias