Niños y abuelos se unen para bailar por devoción al Tata

“Por devoción al Tata voy a bailar hasta mi muerte porque tengo mucha fe”, dijo la kullawa Rosa de Mamani, de 69 años, mientras bailaba entusiasmada.
lunes, 5 de junio de 2017 · 00:00
José Antonio Vásquez  / La Paz

Al pasar por el palco del templo del Gran Poder, Rosa de Mamani, de 69 años, desborda tanta energía y alegría que contagia con su entusiasmo a todo el bloque de la Fraternidad Los Verdaderos Indios. En uno de los grupos posteriores Camil Rocha, de siete años, iguala los pasos de los bailarines de la plana mayor de los caporales e invita a otros niños a unirse a la fiesta de la promesa del Señor Jesús del Gran Poder.

Así, niños y abuelos de varias fraternidades demostraron ayer con la danza su devoción y agradecimiento al Tata.

 La kullawa Rosa  empezó a bailar hace 30 años por invitación de su prima. Luego de ver "los milagros del Tata” en su vida, ella promete que bailará todos los años siguientes hasta que sus fuerzas la abandonen.

"Por devoción al Tata voy a bailar hasta mi muerte porque tengo mucha fe. A mí no me interesa ganar, sólo quiero demostrar mi devoción y bailar en la entrada del Gran Poder”, dijo entusiasmada Rosa,  que explicó que todavía tiene fuerzas porque se alimentó bien en su juventud. "Ahora me gusta comer más segunditos o asados y chicharrones”, dice y suelta una carcajada. 

Niños y niñas demostraron sus destrezas y encanto al bailar caporal, kullawada, diablada, tinku y morenada en  todo el recorrido (desde la plaza Ben Hur, en la zona Garita de Lima, hasta avenida Mariscal Santa Cruz).

Sonriente, Camil   igualaba los pasos de su papá y a ratos se mostraba serio al demostrar una determinada coreografía. "Bailo en el Gran Poder desde el año pasado porque creo en Jesús del Gran Poder y porque me gusta bailar. Todas las noches rezo a Jesús y le pido que le dé salud a mi mamá y  proteja a mi papá y que además me ayude en mis estudios”, exclama el niño.
 
"Quiero decirles a los demás niños que bailen en la Entrada porque el Señor les va a bendecir”, añade.

Un grupo de  cuatro turistas alemanes  disfrutaban de la promesa sentados en la puerta de un colegio, entre la avenida Buenos Aires y la calle Max Paredes. "Es muy bonito cómo bailan aunque todavía no estén con toda su vestimenta”, dijo Hannah Hupka.

Nancy Cordero, fundadora de la Fraternidad Rosas de Viacha, baila desde hace 16 años en la Entrada y  promete al Tata que la fe y la devoción nunca le faltará. "Pasar por la iglesia del Gran Poder y hacerle una reverencia al patrono es un logro máximo para nosotros”, afirma.

La fraternidad Bolivia Joven, con sus 400 integrantes,  remozaron con su juventud la fiesta de la promesa al Tata del Gran Poder. Sus bailarines se destacaban por el entusiasmo y energía .
 
"Tenemos bailarinas que participan desde los 17 años”, asegura la tesorera de la agrupación, Sara Blanco.
 
 
 
 
 

Sobre la última encuesta de Página Siete

Si usted es de los que necesita estar bien informado, puede acceder a la encuesta electoral completa de Página Siete, suscribiéndose a la aplicación PaginaSietePro que puede descargar de App Store o Google Play

 


   

62
2