Libro revela la relación entre Tiwanaku y otras culturas

Las culturas azteca y maya de México; nazca y moche de Perú, fueron algunas que utilizaron el código 0.4666 en sus construcciones de gran magnitud.
miércoles, 10 de enero de 2018 · 00:04

Gabriela Alanoca C.  / La Paz


“ El canon 0.4666, es el elemento estético que ha sido la base para las construcciones de los monumentos más importantes que están en América: las ruinas tiwanakotas, la Huaca del Sol de la cultura moche (Perú), las pirámides de la cultura maya y azteca (México), las líneas de Nazca en Perú y demás. Este libro trata de un código que utilizaron todas las culturas ancestrales en Latinoamérica”,  explica  el investigador y artista plástico, Willy Cortez  sobre La voz de las piedras, código 0.4666.  


 De acuerdo con el investigador, las culturas azteca, maya, nazca y  moche, junto a Tiwanaku están ligadas por el uso del código 0.4666 en sus construcciones de gran magnitud. 


El código, explica,  representa una circunferencia la cual se obtiene de la división del ancho por el largo de las construcciones. La presentación de este libro, del doctor José Luis Ríos y Willy Cortez, que revela a detalle las culturas que emplearon el código y cuál es su significación, será mañana  en el Museo Nacional de Arte (MNA), a las 19.00.

Vasija,  que tiene las proporciones del canon  0.4666


Cortez,  indicó que este código es una proporción que también fue encontrada en textiles, cerámicas, artefactos de uso cotidiano y demás artículos realizados por las culturas nativo americanas y ancestrales.


 El estudio realizado por el  investigador y artista plástico, fue realizado en base a la obra del arqueólogo alemán, Arturo Posnansky, quien realizó una investigación desde el extremo sur de América hasta Canadá, que fue publicada en su libro El origen del hombre americano. En dicho texto    revela que todas las culturas tienen un factor común, lo que para Cortez, es el código.   


 El canon estético 0.4666, fue encontrado por primera vez en la cultura tiwanakota hace más de 36 años, tras haberse realizado un estudio sobre  un código de proporciones utilizadas en las artes plásticas.


“Calcando  de las ruinas de Tiwanaku se pudo evidenciar este descubrimiento. En el Cusco-Perú se pudo observar que la cultura de los incas igual utilizaba estas proporciones”, explicó.


Por su parte, el doctor José Luis Ríos, explicó que este patrón considerado como constante en la construcción de los monumentos de   la América antigua, afecta en el estado de ánimo generando armonía. 

 Manta, que lleva el código, a la izquierda.  


Para Cortez, el mensaje que transmite el código 0.4666 está relacionado con que todas las culturas ancestrales de América   consideraban que los verdaderos dueños del planeta eran las aves, peces, la naturaleza y demás animales, y ellos solamente eran visitas que tenían que cuidar y proteger la tierra.


 Posterior a la presentación del libro, Ríos y Cortez pretenden confirmar mediante estudios científicos, que el código 0.4666 realmente transmite ese equilibrio y armonía, en aquellas personas que habitan un espacio con estas proporciones.


Por lo tanto, esperan en esta gestión contar con profesionales interesados en participar de la investigación.

 

Permítanos un minuto de su tiempo.

Para desarrollar el periodismo serio e independiente, esencial en democracia, que usted aprecia en Página Siete, contamos con un equipo de reporteros, editores, fotógrafos, administrativos y comerciales de primer nivel.

Los ingresos con que Página Siete opera son producto de nuestro trabajo; no contamos con prebendas de ninguna naturaleza.

Si usted desea apoyar el esfuerzo que realizamos, suscríbase a P7 VIP, para recibir de lunes a viernes una carta informativa por correo electrónico, que contendrá un resumen de las noticias y opiniones más interesantes de Página Siete, a un costo de sólo Bs 15 al mes.

Para suscribirse haga clic aquí o llame al número 2611749, en horas de oficina.

69
4