Marcos Loayza mostró al público paceño su muy personal Averno

El realizador dedicó unas palabras para agradecer los apoyos recibidos para hacer su filme, además señaló que él hace cine para poder “plasmar sus sueños”.
jueves, 11 de enero de 2018 · 00:04

Manuel Filomeno /  La Paz


Al apagarse las luces todas las voces se silenciaron, solo el sonido de la respiración de más de 200 asistentes llenaba la sala, mientras las primeras letras brillaban sobre la pantalla.

 El silencio del público se prolongó a lo largo de la presentación, solo interrumpido por tímidos murmullos y sorprendidas onomatopeyas cuando la acción se volvía intensa sobre el ecrán brillante y luminoso.


Minutos antes, todo era bullicio, felicitaciones, abrazos y camaradería, pero dentro de la sala el ambiente se volvió más solemne y los gritos se volvieron susurros.


Antes de que las luces se apagaran, un emocionado Marcos Loayza  dio un discurso encendido de agradecimiento a las personas que ayudaron a materializar su visión.


“Hago películas para plasmar mis sueños y compartirlos con el público” dijo, con una hoja de papel en una mano y el micrófono en la otra.


La noche del martes, alrededor de las 20:00 horas, Averno, su última película fue presentada ante sus invitados, quienes la recibieron con un aplauso de pie.


Hasta ese momento, el público tenía un gran signo de interrogación sobre sus cabezas. Los únicos detalles que se conocían de la película eran los provistos por el espectacular trailer presentado a mediados de noviembre del año pasado y la información que fue publicada en una multitud de entrevistas en diferentes medios y soportes por su director.


Solo unos cuantos afortunados habían tenido la oportunidad de ver la película antes de la noche del viernes, pero eso no importó, igual se mostraron asombrados por los detalles que habían escapado a su atención en el primer visionado.


“Esta película cuenta la historia de Tupah, un joven lustrabotas de 18 años que debe internarse en la profundidad de la noche paceña para encontrar a su tío” era la línea, repetida hasta el infinito para resumir la trama de la cinta que incorpora personajes de la mitología andina y amazónica.


Pero cualquier explicación previa de la trama de la película perdió cualquier sentido frente a la experiencia que planteó el filme a los espectadores.


Al volver a encenderse las luces, el silencio del público se convirtió en una ovación de pie para el director y los murmullos en voces que comentaban lo que acaban de presenciar.

Permítanos un minuto de su tiempo.

Para desarrollar el periodismo serio e independiente, esencial en democracia, que usted aprecia en Página Siete, contamos con un equipo de reporteros, editores, fotógrafos, administrativos y comerciales de primer nivel.

Los ingresos con que Página Siete opera son producto de nuestro trabajo; no contamos con prebendas de ninguna naturaleza.

Si usted desea apoyar el esfuerzo que realizamos, suscríbase a P7 VIP, para recibir de lunes a viernes una carta informativa por correo electrónico, que contendrá un resumen de las noticias y opiniones más interesantes de Página Siete, a un costo de sólo Bs 15 al mes.

Para suscribirse haga clic aquí o llame al número 2611749, en horas de oficina.

47
17

Otras Noticias