Al menos siete centros conservan el espíritu cultural y bohemio de Sopocachi

La zona se caracteriza por preservar casas históricas, donde se conserva la memoria cultural.
lunes, 28 de enero de 2019 · 00:04

Anabel Vaca / La Paz

Al menos siete centros culturales conservan el espíritu cultural y bohemio del barrio de Sopocachi. Las casas antiguas, algunas remodeladas y otras modernas, son los espacios donde se exhiben pinturas, murales y películas; se escucha música en vivo y se encuentran bibliotecas.

En la avenida Ecuador se encuentra la Fundación Flavio Machicado Viscarra, mejor conocida como Las Flaviadas; también está el Espacio Simón I. Patiño, la Casa Museo Solón y el Salar Galería de Arte de Gastón Ugalde.

En Sopocachi también están el Museo Fernando Montes, inaugurado el 11 de enero y la pizzería Efímera, además de la casa museo Cecilio Guzmán de Rojas, junto con la Fundación Muñoz Reyes y la casa del artista Gil Imaná, estas últimas que no están abiertas a los visitantes.

Las Flaviadas

Las puertas de la casa de Flavio Machicado Viscarra (1898-1986) estaban siempre abiertas para cualquier amante de la música. Al ingresar, un camino de piedras rodeado de plantas y flores guía a la puerta principal de la vivienda. En la planta baja está la biblioteca y la hemeroteca. Arriba, la colección discográfica.

“Las Flaviadas nace con la figura de mi padre, por el interés de difundir la música clásica, la música universal. Lo que busca de alguna manera es educar, permitir a las personas encontrarse a sí mismas, espiritualmente o internamente a través de la música”, contó Eduardo Machicado, hijo de Machicado Viscarra.

La fundación se creó en 1995, en su biblioteca atesora 20.000 títulos, y su hemeroteca incluye folletos, periódicos y revistas desde 1890. Las audiciones musicales se organizan todos los sábados de 18:30 a 20:30.

Casa Museo Solón

La Casa Museo Solón se abrió en 1993, para preservar y promover la obra del pintor y muralista boliviano Walter Solón; y generar procesos que permitan una socialización de las obras del artista. Hoy, el hijo y el nieto del artista administran el local.

“Las cosas más recordadas de Solón son los murales, tenemos uno aquí, pero hay otros que están en varios lugares de la ciudad. En estos lugares, nosotros hemos generado procesos de restauración y mantenimiento, esa es la razón principal de ser de la fundación”, aseguró José Carlos Solón, coordinador de la fundación y nieto del artista.

La exhibición en la casa en la que vivía Solón comprende pinturas, dibujos, tejidos y un mural que no se concluyó debido a una enfermedad. Su obra está distribuida en tres pisos del museo.

Simón I. Patiño

El Espacio Simón I. Patiño estrenó hace poco un edificio con un hall con fotografías de la familia Patiño. En los pisos uno y dos se exhibe la obra de Juan Rimsa.

“Se quiere resaltar aspectos poco conocidos de la familia Patiño. También se exhibe el trabajo de Rimsa, quien supo traducir en la tela el paisaje andino, de los Yungas o de los alrededores de Sucre y también de ciertos aspectos de La Paz y su gente”, explicó la directora del centro, Michela Pentimalli.

Efímera

La pizzería nació hace un poco más de un año, como un  espacio cultural que genera las condiciones para que puedan haber conciertos, presentaciones de libros, proyecciones de cine y eventos vinculados a la cocina.

“Nosotros tenemos un variado de pizzas que ofrecemos con ingredientes frescos, es una propuesta bastante propia”, comentó Ariel Terán Vásquez, fundador del lugar. Además de vender pizzas, Efímera apuesta por la cultura con exhibición de películas del Cinéclubcito.

13

Otras Noticias