Nobel doble: Ella, “poco polaca” y él, un “pro serbio”

Tanto Handke como Tokarczuk se merecen el premio -según críticos- si se considera la literatura de ambos; “lo que los hace controvertidos es la política”.
viernes, 11 de octubre de 2019 · 00:04

 Carlos Decker-Molina 

Se abrió la pesada puerta de la antigua Bolsa de Estocolmo, apareció Mats Malm, un atildado señor de 55 años, miró de frente a la primera fila de camarógrafos y periodistas y, antes de decir los nombres, aclaró las nuevas circunstancias. Finalmente en sueco e inglés dijo: El premio Nobel 2018 es la escritora polaca Olga Tokarczuk (considerada por el actual régimen de su país -muy nacionalista- como “poca polaca”).

El Nobel de este año, 2019, es el austriaco Peter Handke, de 77 años, escritor, dramaturgo, cronista, ensayista, libretista de radio y televisión. Quizá alguno de los lectores puede recordarlo por la película Las alas del deseo (1987) con Bruno Ganz, en la que dos ángeles sobrevuelan el cielo de Berlín. 

Bosnios, croatas y tal vez cosovares debe estar muy enojados con la Academia sueca porque  Handke escribió una crónica de viaje en la que Serbia y el último presidente de Yugoslavia, Slobodan Milosevic, aparecen como víctimas de la guerra de Yugoslavia. Es más, el austriaco asistió al entierro de Milosevic y dijo un discurso.

Ambos premios son merecidos, dijeron los críticos, si se considera su literatura, “lo que los hace controvertidos es la política”. Olga Tokarczuk figura en la lista negra del actual gobierno por su abierta oposición al nacionalismo y a la negación oficial de la participación polaca en el holocausto.

Peter Handke

La Alianza Editorial lo considera un clásico contemporáneo de la literatura en lengua alemana. No solo porque tiene medio centenar de novelas, ensayos y obras de teatro, sino porque es el autor de “la angustia de la soledad y la incomunicación”.

También ha escrito algunos guiones cinematográficos para Wim Wenders y dirigió la película La mujer zurda, basada en su novela homónima.

 Ha recibido números premios, entre ellos el Georg Büchner, equivalente al Cervantes de las letras alemanas. Toda su obra traducida al español está el catálogo de Alianza Editorial.

Debo confesar que no lo he leído, acabo de reservar Ensayo sobre el loco de las setas (2013), según el comentario de Alianza Editorial se trata de una serie de cinco ensayos que comenzó a escribir en 1989.

Olga Tokarczuk

Todos los críticos coinciden en decir que la literatura para Olga Tokarczuk es un campo de experimentación. Su salto al cielo de los grandes fue cuando recibió el premio Man Booker International  por Flights (Vuelos). El título en polaco es Bieguini, palabra clave en la novela porque quiere decir vagabundos, “los Bieguini”, una secta eslava oscura y posiblemente producto de la imaginación popular, ha rechazado la vida sedentaria por una existencia nómada, viajeros, derviches o monjes budistas itinerantes que sobreviven gracias a la caridad de los extraños.

“No es una narración tradicional”, señalan quienes la leyeron; la misma autora califica su literatura como “novelas de constelaciones”. Lanza sus historias en órbita y permite a sus lectores integrarse a esa constelación.  

El Nobel de 2018 confirma su maestría narrativa. Tiene guiños a la obra de Milan Kundera.

 Hay dos libros de Tokarczuk traducidos al español. Las novelas Sobre los huesos de los muertos (Ed. Siruela) y Un lugar llamado Antaño (Lumen, 2001), que cuenta la historia de tres generaciones de campesinos en un pequeño pueblo llamado Prawiek.

 Sobre los huesos de los muertos es un policial sui generis que tiene como protagonista a Janina Duszejko, una mujer mayor, ingeniera jubilada y profesora de inglés, cuyas convicciones respecto al cuidado del medioambiente y los animales resultan radicales.

 Ocasionó un fuerte debate en Polonia, donde la cacería es una actividad muy común. La novela narra una serie de muertes misteriosas. “la fauna del lugar, harta de ser cazada, ha tomado represalia contra quienes la amenazan con sus rifles”.

 “Quería atraer la atención de la gente hacia el problema de matar animales, que es un tema importante para mí. Pero, el tema principal del libro es ¿cómo podemos ser buenos ciudadanos de un país cuando no aceptamos sus leyes? ¿Qué tan lejos podemos llegar si nadie nos escucha sobre eso que queremos cambiar?”, se pregunta la escritora. “Para mí la literatura es un campo de experimentación moral; podemos hacer cosas que no podríamos hacer en la vida real, así que mi provocación fue buena porque se inició un debate”. 

El expresidente Bronislaw Komorowski, que era cazador, dijo, luego de leer el libro, que prometía no volver a cazar. 

Tokarczuk  recibió amenazas de muerte de grupos de la extrema derecha por  afirmar en una entrevista que Polonia tiene un pasado del que nadie debería sentirse orgulloso. La escritora confesó que cuando era joven creía que escribir era un trabajo inocente. 

“Creo que todo es político: lo que comes, lo que vistes, qué tipo de libros lees. En Polonia preferiríamos vernos como una nación de colores brillantes sin admitir que también hemos tenido momentos oscuros y que se hicieron cosas horribles”.

Aún no ha sido traducido al español, su obra cumbre: Los libros de Jacob (2014).
 

Librerías paceñas tendrán títulos de los galardonados en las próximas semanas

Las librerías paceñas tendrán disponibles varios títulos de Peter Handke y Olga Tokarczuk -aún desconocidos en el país- entre la última semana de octubre y el próximo año. Ahora mismo  no cuentan con ninguna de sus obras. 

“En el caso de Handke, sus libros son publicados en editoriales con las que trabajamos, así que va a ser relativamente fácil conseguir su obra. Vamos a traer entre tres y cinco títulos en un par de semanas más o menos”, aseguró el asesor de importaciones de la librería Yachaywasi, Yerko Escóbar. Dijo que se hará lo posible para traer  libros de Tokarczuk, ya que la tienda no cuenta con contactos de las editoriales que tienen sus  obras.

 Peter Handke escribió el guion de Wings of Desire (1987).

Carlos Ostermann,  de la librería Solo Libros-El pasillo, aseveró que su espacio contará con las obras de los galardonados hasta el 2020.

“En nuestro universo latino no son tan conocidos, pero sí vamos a traer sus libros para el próximo año”, dijo y aseguró que “una buena librería” siempre debe estar actualizada,  no sólo con los títulos del Nobel, sino también con otros galardones literarios. A su vez, desde El Baúl del Libro se indicó que también traerán libros de los premiados.