Pequeño Teatro retoma las noches paceñas con su arte

El viernes y sábado, como cada semana en el centro cultural, se presentó una obra, en esta ocasión fue Jubilación, de Diego Massi.
domingo, 24 de noviembre de 2019 · 00:03

Juan Pablo García  / La Paz

El Pequeño Teatro es un espacio cultural fundado en 1992 encabezado por el actor y director Guido Arze Mantilla. Ahora, después de más de tres años de pausa, reabrió sus puertas en la calle Aspiazu 426, entre 20 de Octubre y Sánchez Lima, Sopocachi.

El lugar fue fundado por  Arze -quien retornó a Bolivia después de una prolongada estadía en Europa a causa del exilio en época de dictadura- junto a otros actores como Jorge Ortiz, Omar Fuertes, Diego Massi, Virna Rivero, Patricia Gamboa y otros jóvenes talentos de la época. 

Se denominan como un “movimiento artístico cultural” que, en un principio, se enfocó en la formación teatral. A través de sus talleres a lo largo de su historia  ha formado a varios actores, dramaturgos y directores de teatro. En su recorrido, el Pequeño Teatro generó cientos de obras teatrales que ganaron varios premios en distintos festivales tanto nacionales como  internacionales.

Ahora, “el Pequeño Teatro es como una cajita en la que se puede encontrar desde cursos de actuación, expresión corporal, dramaturgia, hasta esgrima y otras actividades relacionadas con el teatro, la música y el mundo audiovisual”, explicó Diego Massi, promotor y encargado del espacio.

Programación nutrida

El espacio cultural siempre cuenta con una cartelera variada. Desde su reapertura en septiembre  tiene una programación permanente, con excepción de las últimas semanas, en las que el país vivió conflictos. 

El último trabajo teatral  fue Jubilación, un monólogo presentado la noche del viernes y sábado. La pieza fue escrita e interpretada por Diego Massi, dirigida por Guido Arze, con la colaboración de Verónica Valle.

“Un día te despiertas y eres medio siglo más viejo”, es una de las citas del monólogo que relata el recorrido de la vida de un hombre y sus recuerdos. Es sobre un hombre que “envejece caminando hacia el fin en una ruta sin retorno. Un hombre que pierde el contacto con su entorno y la realidad”, explica la sinopsis. La pieza muestra que el paso del tiempo no perdona a nadie.

La propuesta “busca provocar reacciones extremas en el público asistente, haciendo un fuerte llamado a tomar conciencia de la existencia, como ser individual y ser social”, explicó Massi, quien al mismo tiempo invita a visitar el lugar, que cada viernes y sábado tiene presentaciones.

El espacio cultural utiliza al teatro como una herramienta formativa en el desarrollo humano, es así que también se imparten cursos de  imagen, manejo del discurso político, oratoria, actuación cinematográfica, la preparación de un(a) presentador(a) de televisión, manejo de la voz u otros que fortalecen la integralidad en el ser humano.

3
1