Yoggaton, una propuesta de baile para liberar el cuerpo

La bailarina chuquisaqueña Maque Pereyra, quien radica en Alemania, creó hace tres años la práctica del movimiento que fusiona el yoga y el reguetón.
sábado, 30 de noviembre de 2019 · 00:04

Anabel Vaca  / La Paz

El yoggaton nació hace al menos tres años y su creadora es Maque Pereyra, una joven chuquisaqueña que radica en Berlín (Alemania). Desde el exterior, ella trabaja en el crecimiento y la evolución de esta danza que fusiona la práctica del yoga y el reguetón. El baile tiene como objetivo la liberación y el empoderamiento del cuerpo, además de dar valor a la unión de los opuestos.

La  práctica nació a partir de una investigación que realizó Maque cuando ella cursaba una maestría. “Tenía mucho que ver  con un análisis de estas supuestas contradicciones: el ballet, la niña buena o la cumbiera, la rebelde. Son cosas  bastante clasistas también”, criticó la joven.

Esta nueva propuesta se entiende además como  una práctica de movimiento  a nivel físico, emocional, mental y espiritual, a través de una serie de ejercicios que reúne asanas de yoga.

Desde pequeña, Maque empezó a interesarse por la danza, pero fue hasta sus 18 años que decidió profesionalizarse  e ingresar a la Escuela de Ballet Cubana Boliviana en La Paz. En paralelo, también estudió Psicología en la Universidad del Valle. La unión de estas dos carreras llevaron a la joven a trabajar en su arte desde la investigación y la exploración de sensaciones, emociones y  pensamientos.

Su interés y pasión  por la danza contemporánea  la llevó hasta Alemania, donde realizó su maestría en artes escénicas en la Universidad de Artes de Berlín. En ese país encontró un espacio para explorar y reinventar sus propuestas innovadoras.

Allá dicta clases y talleres de yoggaton  y continúa trabajando en sus proyectos personales. La última propuesta de la bailarina es su puesta en escena denominada Solar Threshold, una danza donde  combina lo  contemporánea con el canto ritual, el reguetón y el “perreo”.

En este reciente solo escénico, Maque crea una práctica de danza “descolonial que rompe las nociones convencionales de sexualidad y espiritualidad”. Solar Threshold es una actuación “autóctona futurista que busca conciliar las diferencias e intersecciones de ritmos y movimientos aparentemente opuestos, para superar binarios y hacer espacio para lo nuevo”.

“El contenido también  incluye letras que hacen reflexión sobre la colonialidad, tanto  como el empoderamiento femenino, ver un cuerpo fuerte”, contó.

Maque llegó al país después de dos años y contó sobre una  experiencia agridulce que vivió en un país donde existe racismo. También destacó las oportunidades que tiene para profesionalizarse y destacó el apoyo mutuo que existe entre los inmigrantes en Alemania. 

Transparente, curiosa, feminista y reflexiva, así se define la joven de 31 años que apuesta por la diversidad y por promover nuevos  espacios. Este sábado  brindará un taller de yoggaton en el centro cultural Utópica. La clase tendrá un costo de 50 bolivianos y se llevará a cabo de 16:00 a 18:00. El próximo mes también dará talleres en su tierra natal.

 

 

6
1