Santa Clara cierra un año de grandes estrenos nacionales

La nueva cinta de Pedro Antonio Gutiérrez y Abubuya Producciones es protagonizada por Cristian Mercado. Muestra el paisaje y las costumbres de la Amazonia .
martes, 24 de diciembre de 2019 · 00:04

Página Siete  / La Paz

El año de grandes producciones nacionales concluye con el estreno de Santa Clara,  de Pedro Antonio Gutiérrez y  Abubuya Producciones. La cinta muestra  la Amazonia beniana y el oficio del vaquero en su máximo  esplendor.  Se exhibirá desde mañana en el Multicine y en la Cinemateca de La Paz.

El reparto está conformado por Cristian Mercado en el papel principal; Jorge Arturo Lora, José Chuvé, Catherine Villarroel, Ismael Suárez, Carlos Ureña y  Hugo Francisquini. Cuenta con  la participación especial de la actriz venezolana Silvana Continanza. 

Además, Santa Clara fue seleccionada para participar en el Festival Internacional de Cine de Santa Bárbara (SBIFF) que se desarrollará  en Estados Unidos del 15 al 25 de enero. El encuentro reúne a 95.000 asistentes y presenta más de 200 películas, homenajes y paneles. 

Previo a su estreno, el filme  participó  en importantes citas cinematográficas, como el Festival Internacional de Cinema de Cerdaña (España), donde obtuvo una Mención Especial del Jurado  y en el Festival Internacional de Cine de Guayaquil (Ecuador), donde obtuvo el premio Iguana Dorada, a la  Mejor Dirección de Arte.

La trama cuenta la historia de  Santiago, un hombre de 40 años que se gana la vida como arreador de ganado. Vive en las afueras de un pueblo  del Beni y de él también se dice que es un fugitivo y que tiene un pasado como asesino o bandido. Un día lo encuentran para ofrecerle un contrato especial: arrear 2.000 cabezas de ganado hasta Santa Clara, una hacienda lejana. Es un trabajo complejo, bien pagado y él necesita el dinero, pero regresar a ese lugar es retornar a su pasado del que lleva muchos años escapando.

Para dar vida a la historia las locaciones incluyeron  Trinidad, Loreto, Bella Vista y Magdalena, en Beni, y haciendas cercanas a Montero y en la carretera que une a  Camiri con Santa Cruz.
 
“Es una película que se desarrolla fundamentalmente en los años sesenta. Un western amazónico con una puesta en escena que pretende apoyarse mucho en el aspecto visual, resaltar la naturaleza de la zona como pocas veces se ha visto en el cine boliviano, utilizar elementos tales como los arreos de ganado, los arreadores, las haciendas, el vestuario de la época, los objetos típicos, las costumbres y la música; aspectos que convertirán a la película en un poderoso retrato de una región de Bolivia que no se conoce”, afirmó el director.

La llegada del western beniano cierra un año en el que el cine boliviano estrenó  Fuertes, de Óscar Salazar; Tu me Manques, de Rodrigo Bellot; Anomalía,  de Sergio Vargas; Compañía,  de Miguel Hilar; La Tonada del Viento, de Yvette Paz Soldán, o Cuando los hombres quedan solos, de Fernando Martínez,  entre otros filmes.

 

 

10