El baile del Jach’a Tata Danzanti será llevado a las tablas

La tradición andina del “baile de la muerte” será puesta en escena el 6 de enero.
martes, 31 de diciembre de 2019 · 00:04

Juan Pablo García  / La Paz

El Jach’a Tata Danzanti o “baile de la muerte” será llevado a las tablas por el elenco teatral Laude con el objetivo de rescatar la cultura boliviana. La presentación se llevará a cabo el 6 de enero, a las 19:00, en la Casa del Artista ubicada en  el Ministerio de Culturas y Turismo (calle Ayacucho y Potosí).

El nombre del baile  proviene de la lengua aymara, cuya traducción al castellano significa “Gran señor danzador” y se caracteriza por el baile de  un hombre que lleva una máscara grande de colores con  forma diabólica.  

El  elenco paceño Laude está bajo la dirección de Jhojan Emanuel Terrazas y la obra estará integrada por 12 actores. 

“Es una danza relacionada con la muerte, la fertilidad y la reproducción. Se cree que el danzante era un hombre ofrendado a los dioses y tenía el deber de bailar durante  cinco días sin descanso, hasta que la muerte lo doblegue”, según la publicación Danza y Ritual Del Jach’a Tata Danzanti, de Martín Ernesto Saravia Salazar.

Tuvo origen en el municipio de Achacachi, lugar donde se dice que el hombre más viejo de la comunidad aún tiene la máscara original y que en la actualidad se sigue poniendo en práctica. Uno de los pocos registros que sobrevivieron es de 1854, e indica que  en La Paz, el baile se realizaba en la actual plaza de San Pedro.

El fallecimiento, en la visión andina a diferencia de la católica, no es entendido como un situación trágica. Los muertos cumplirían una especie de función social relacionada con el ciclo ritual agrícola. En ese sentido, el Jach’a Tata Danzante ofrece su vida para otorgar vida a los sembradíos. 

Esta expresión no sólo conlleva danza y música, sino también tradición de pueblos que guardan creencias que van más allá del entendimiento cotidiano. 

Se dice que se elegía a un hombre joven y fuerte, reconocido socialmente, y con prestigio para asumir el papel del Danzanti y que antes de ocupar esa función se le ofrecía comida, bebida, además de mujeres vírgenes. De acuerdo con algunas interpretaciones, el hecho de poseer mujeres  también se expresaría en la fecundidad de la tierra.

 

9
3