Anuncio de cese de caricaturas Al-Azar genera críticas

Periodistas, artistas y la CIDH pidieron respeto a la libertad de expresión.
miércoles, 04 de diciembre de 2019 · 00:00

Página Siete  / La Paz

Desde ayer, el  caricaturista del periódico La Razón Alejandro Salazar,  conocido como Al-Azar, dejó de publicar sus viñetas políticas en la sección de opinión de ese medio.

El matutino paceño publicó  ayer: Salazar “ha comunicado a la Dirección que, dado el asedio del que ha sido objeto en las últimas semanas, no tiene las condiciones para continuar realizando ese trabajo creativo en las páginas editoriales”. 

En la edición del martes 3 de diciembre, Al-Azar firmó un espacio en blanco. En su subeditorial, la dirección de La Razón explicó que los periodistas también criticaron al dibujante. 

“Lo que más pesa en el alejamiento de Alejandro es el dedo acusatorio de sus propios colegas periodistas y fotógrafos, que en un ‘Pronunciamiento público’, reafirmado luego en una columna sindical, deslindan ‘responsabilidad’ por sus caricaturas”, se lee.

Artistas, periodistas y hasta la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)  expresaron su respaldo al caricaturista y a la libertad de expresión. Otros criticaron el tono que usaba en sus últimas publicaciones, en las que grafica a miembros del nuevo Gobierno como fascistas.

El relator especial para la Libertad de Expresión de Derechos Humanos, Edison Lanza, escribió: “El caricaturista Alejandro Salazar deja de publicar en #Bolivia fruto de amenazas y ataques. Una muestra de que es imprescindible que autoridades del Estado llamen a respetar el pluralismo e investiguen ataques a libertad de expresión”.

El comunicador Martín Díaz Meave, en su cuenta de Facebook, sostuvo: “ La tarea del artista es cuestionar, incomodar, transgredir y Al-Azar empuña el lápiz como cuchillo que corta a los dos lados. ¿Somos o no somos capaces de vivir con quien opina distinto? Los motivos de su autocensura hacen pensar que como sociedad, no estamos siendo capaces de tolerar la diferencia, algo muy necesario para la reconstrucción de nuestro tejido social”.

 Nancy Vacaflor, de ANF, publicó: “¡Mal che! Al final respetamos o no la pluralidad de pensamiento o seguimos intolerantes. Parece que los principios de democracia, libertad de expresión y demás, se quedan solo en el discurso. Mi solidaridad con un gran caricaturista”.

Al-Azar es tres veces Premio Nacional de Periodismo en la categoría de  Caricatura. En 2014, también fue duramente criticado por una caricatura sobre la tragedia que ese año se registró  en el Carnaval de Oruro.

Autor de varios libros gráficos,  Salazar se  caracteriza por imprimir a su amplia obra  acidez y crítica social y política. El artista ha trabajado en los últimos años también en el semanario Pulso y fue durante más de una década el caricaturista del matutino paceño La Razón.

 

Otras Noticias