Adiós a Samy Schwartz, el fotógrafo de los indígenas y del Papa en Bolivia

La noticia de su muerte generó muestras de duelo y homenaje en redes sociales. Schwartz era conocido por su defensa del 21F y su crítica al gobierno de Evo Morales. Cámara en mano, incomodó al poder.
viernes, 06 de diciembre de 2019 · 00:00

Página Siete  / La Paz

El  fotoperiodista Samy Schwartz, que acompañó las marchas indígenas del Tipnis y fue el fotógrafo oficial del papa Francisco en su visita a Bolivia en 2015, falleció el miércoles a los 55 años.

Murió cerca a la medianoche debido a un paro cardiorrespiratorio cuando retornaba de La Paz a Santa Cruz. Previamente,  realizó una entrevista y sesión de fotos  con  la presidenta Jeanine Añez en Palacio de Gobierno.

La cobertura de la octava Marcha indígena por la Tierra.
Fotos: Samy Schwartz,

Schwartz de origen judío,  radicaba en Santa Cruz, también estuvo unas semanas en Suiza, donde tuvo que viajar por amenazas contra su vida -algo recurrente en su carrera-, días antes que renuncie el expresidente Evo Morales, de quien siempre fue crítico y denunció varias irregularidades de su gobierno. Esta semana decidió regresar a Bolivia y horas antes de su muerte transmitió un video en vivo mostrando su encuentro con Añez.

Horas después, la presidenta publicó en Twitter: “Muy triste tras el fallecimiento de mi querido amigo y gran luchador por la democracia @samyschwartz”.

Nació el 4 de julio de 1964 en  La Paz. Su padre vino de Rusia y su madre es paceña. Empezó a cultivar su pasión de fotoperiodista  cuando estudiaba  Ingeniería Industrial  en  Israel y, en una entrevista con Página Siete en 2017, aseguró que gracias a un  esfuerzo  de más de 30 años podía  gastar el dinero ahorrado en su pasión. 

Un joven  Samy Schwartz con su primera cámara.
Foto:Archivo personal

“Yo con mis fotografías busco mostrar la verdad”, aseguró en esa ocasión. Se dedicó al oficio por 33 años. Era conocido por su trabajo  en defensa de la democracia, pues realizó cobertura a los acontecimientos vividos en las últimas semanas a nivel nacional. También, por el compromiso que tuvo con las movilizaciones y protestas de los grupos indígenas de tierras bajas, por quienes era muy querido.  

En ese sentido, el dirigente Marcial Fabricano expresó: “Samy era grande porque sabía ser amigo. Algunas personas tienen precio, otras tienen valor y a Samy el valor le sobraba”.

Trabajó para diversos medios de comunicación, entre ellos Página Siete colaborando con coberturas especiales en cumbres presidenciales y las marchas indígenas por la tierra y territorio.

El fotoperiodista  cuando cubrió la llegada del Papa al país.

Su muerte causó sorpresa entre colegas y amigos, varios piden una investigación ya que antes de morir,  Schwartz reveló que sufrió un atentado en 2018  y que ello afectó seriamente a su salud. En un diálogo en WhatsApp con el periodista John Arandia, Schwartz contó  que estaba descompuesto, que retornaría a Santa Cruz y envió  una fotografía del objeto extraño dentro de la salteña que consumió en diciembre del año pasado y que supuestamente fue colocado allí para envenenarlo.

 

17
1

Otras Noticias