Abel Pintos salvó un recital mal organizado en La Paz

Los fans protestaron por la mala ubicación de los sectores y mesas. Asistentes al sector bronce pidieron devolución de entradas.
domingo, 28 de abril de 2019 · 00:01

Leny Chuquimia  / La Paz 

¡No veo nada, devuélvanme la entrada! Cientos de asistentes al concierto de Abel Pintos corearon esa frase antes  de que el cantante argentino suba al escenario. Filas sin ningún orden, boletos para las mesas sin numeración, butacas que tenían vista sólo al ingreso de la cocina, fueron sólo una muestra de la desorganización. Pero en cuanto el artista empezó a cantar, la rabia del público pareció menguar.

A las 21:00 del viernes, mientras los teloneros   ya empezaban su show,  miles de  asistentes intentaban ingresar al Círculo de Oficiales del Ejercito para ver, por primera vez en La Paz, a su artista favorito. Hacían fila por un lado y por el otro, sin que nadie  brinde  alguna orientación.

“Llegué esta mañana de Oruro. Fui directo al aeropuerto para recibirlo. Logré sacarme una foto con él”, relató Ana María, fan  del cantante argentino, en medio de rizas mezcladas con gritos.

Tras una hora de batallar en el único punto de ingreso, quedó “helada” al ver que el sitio,  que había escogido en internet para ver el show, estaba detrás de los altavoces.  No fue la única. Junto a ella, Danilo, un joven que llegó de Cochabamba, daba vueltas con su comprobante de compra en línea buscando dónde   acomodarse.

“Se supone que era un lugar en la primera fila pero ya todo está ocupado. Sólo me dicen que me toca la mesa del canto y que me acomode en un espacio libre ”, se lamentó, algo tímido.

Pero toda la tensión que empezaba a escalar se detuvo cuando de la misma puerta por la que se veía entrar y salir a meseros –cargados de botellas y hielo–  y otros empleados,  apareció Abel Pintos, quien, con una sonrisa enorme y franca, saludó al publico y empezó su show. 

Con Aquí te espero se robó el corazón de los paceños. Durante  dos horas, interpretó canciones que llevaron al público a recorrer sus más de 20 años de trayectoria. La gente coreó exitos como Tanto amor, Cómo te extraño, No me olvides, o La llave y se dejó llevar por la emoción de su interpretación de El mar.

Su paso del pop al rock  llenó la sala de euforia y arrancó lágrimas de muchos con la zamba Quisiera. No faltaron aplausos para acompañar el retumbar del bombo al mejor estilo del folklore gaucho. 

Humilde y sin extravagancias, Abel Pintos dejó lo mejor de sí en el escenario. Con sólo una sonrisa arrancó los gritos  del público de todas las edades.

“Hay cosas que nos han salido a contramano. Sé que hicieron lo mejor para encontrar un lugar donde pudiéramos estar todos compartiendo (…). Las canciones que venimos a interpretar significan mucho para mí y me dan la oportunidad de estar aquí y contarles quién soy y por qué amo la música. Gracias de todo corazón”, dijo el argentino.

33
14