Premio Rey de España reconoce el periodismo social de denuncia

Los informadores premiados se han centrado tanto en crisis políticas y humanitarias, como en la corrupción y la denuncia de los atentados contra el medioambiente.
miércoles, 01 de mayo de 2019 · 00:04

EFE  / Madrid

Periodistas de Argentina, Brasil, Bolivia, España, México, Nicaragua, Portugal y Venezuela recibieron ayer en Madrid los premios de Periodismo Rey de España, que distinguen la labor de los medios de comunicación en la comunidad iberoamericana y su papel social y a favor de causas humanitarias.

En diversas categorías (prensa, radio, televisión, fotografía, medios digitales y periodismo medioambiental), los informadores premiados se han centrado tanto en crisis políticas y humanitarias, la corrupción y la denuncia de los atentados contra el medioambiente, entre otros temas.

Se trata de la trigésimo sexta edición de unos premios que otorgan la Agencia EFE y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), dependiente del Ministerio de Asuntos Exteriores y que entregó Felipe VI.

Para cerrar el acto, Felipe VI dijo que “cada vez es más importante escuchar con atención para luego informar con precisión” y defendió “la esencia del buen periodismo” para transmitir relatos creíbles, preservar el rigor, la independencia y la imparcialidad de los medios, y luchar contra la propagación de noticias falsas.
 

También tuvo palabras para reconocer la labor de la Agencia EFE (este año cumple su octogésimo aniversario) como “sinónimo de periodismo de calidad, profesional, imparcial y riguroso” con su red de 3.000 profesionales en más de 120 países.

El premio de radio fue para los informadores de la española Cadena SER Conchi Cejudo, Javier del Pino y Gervasio Sánchez, por la serie documental Vidas enterradas, que saca del olvido a familias de las víctimas de la guerra y del franquismo.

El nicaragüense Wilfredo Ernesto Miranda fue distinguido con el Premio Iberoamericano de Periodismo por su trabajo sobre la represión de las protestas contra el Gobierno de Nicaragua.

Los argentinos Diego Cabot, Candela Ini y Santiago Nasra, del diario La Nación, ganaron el Premio de Prensa por el artículo Los cuadernos de la corrupción, sobre la corrupción en su país.

El equipo boliviano formado por nueve informadores recibió el Premio de Periodismo Ambiental y Sostenible por un reportaje multimedia que denuncia la caza ilegal de jaguares en Bolivia. El brasileño Marcelo Magalhaes y sus compañeros obtuvieron el Premio de Televisión por un programa sobre piratas en la Amazonia, emitido por Record TV.

Foto:EFE

 La emoción se tornó en periodismo en la entrega

EFE  / Madrid

 La emoción se tornó en periodismo en la entrega de los Premios Internacionales Rey de España, en forma de agradecimiento, reivindicación y reconocimiento al trabajo de mucha gente que se juega la vida para denunciar al mundo lo que pasa en sus países.

Desde el primer minuto de la ceremonia se sintió esa atmósfera que crearon los familiares y amigos de los galardonados, que sobrevolaba el auditorio de la Casa de América de Madrid.

Quizá sea porque los premios reconocen a los periodistas del entorno iberoamericano que ponen en juego incluso su vida para dar voz a los protagonistas realmente de estos galardones, ya que son los que ponen cara a las tragedias humanas. 

Es el caso del serial Vidas enterradas, emitido por la cadena radiofónica española SER, en junio del pasado año sobre testimonios de víctimas del franquismo, y que contó con la asistencia al acto de algunas de las víctimas.

Por ese reportaje recogieron los informadores españoles Conchi Cejudo y Gervasio Sánchez el Premio Internacional de Periodismo Rey de España en su categoría de radio.

Acompañando ese momento estaban las familias de los protagonistas, quienes, al término del acto, se acercaron a abrazar al rey de España, Felipe VI, abrazaron y acogieron las palabras de cariño del monarca español, con quien se hicieron fotos y conversaron durante un buen rato.

Lo cierto es que Felipe VI se entremezcló y compartió con los galardonados como un asistente más al acto, conversó con los asistentes y se hizo muchas fotografías, sobre todo con los protagonistas del serial premiado Vida enterradas, con los que estuvo muy cariñoso.

El encuentro más emocionante fue precisamente con ellos, con quienes perdieron a sus familiares durante la Guerra Civil española (1936-1939) y el franquismo (1939-1975).

Con ellos, el rey de España tuvo palabras de cariño y abrazos antes de integrarse con los asistentes a la recepción que daba por finalizada la entrega de premios.

La ceremonia estuvo marcada por los últimos acontecimientos en Venezuela que obligaron a los periodistas que cubrían la ceremonia a intentar conseguir las declaraciones del ministro español de Exteriores, Josep Borrell.
 

Foto:EFE

 

42

Otras Noticias