Tejidos y hologramas invitan a Escuchar al viento y la piedra

Los pueblos de Huarcamarka y Taypi Ayca muestran piezas etnográficas.
sábado, 25 de mayo de 2019 · 00:04

Anabel Vaca  / La Paz

Cuando uno entra en  la sala Guillermo Núñez del Prado del Museo Nacional de Etnografía y Folklore (Musef) es recibido por  el sonido del viento del sitio arqueológico de la comunidad de Huarcamarka. Allí una pirámide holográfica da cuenta de los siete puntos de esa comunidad. Es la primera vez que el repositorio hace uso de esta tecnología para una muestra etnográfica.

La exposición titulada Escuchar al viento y  la piedra trae  paneles seriados, cerámicas,  tejidos, audios y videos mediante  los cuáles se narra la historia de los pueblos de Huarcamarka y Taypi Ayca del municipio de Moco Moco del departamento de La Paz.

Tejidos de  las autoridades de la comunidad de Taypi Ayca.

La preparación  y  el trabajo de campo para  llevar adelante esta muestra  se realizó  conjuntamente entre los miembros de  las comunidades e investigadores del Musef por más de un año dentro del programa Investigación colaborativa con  las comunidades. “La idea de  este programa es escuchar a las comunidades y tratar de plasmar en museografía sus  manifestaciones patrimoniales.  Sus miembros  eligen qué convertir en una exposición de museo”, dijo el jefe de Investigación del Musef, Juan Villanueva, quien adelantó que este programa pretende trabajar con varias comunidades del país.

Los pobladores de Huarcamarca eligieron poner en exposición  los siete puntos arqueológicos de esa comunidad. Mientras que los  comunarios de Taypi Ayca decidieron organizar  la muestra Escuchar el viento, donde exponen  la relación y constru   cción histórica de la danza del  sikuri.

Una joven   escucha los sonidos de   Escuchar el viento...

En la segunda sala  se encuentran los tejidos de las vestimentas de las danzas del sikuri. Además, del vestuario del   las autoridades de la comunidad, donde se considera que tejer es más que el acto de elaborar una vestimenta. Saber tejer es un privilegio que permite desarrollar la creatividad y paciencia. “Este programa trata de  fortalecer los museos de las comunidades,  de mostrar sus ideas y hacer escuchar su voz en una plataforma como el Musef. Para nosotros es un aprendizaje  cuestionar las formas en las que miramos las cosas y también es un proceso muy rico de aprendizaje”, aseguró Villanueva.

Esta es la segunda exposición que se realiza dentro del Programa de Investigación Colaborativa del  Musef, la primera experiencia se llevó a cabo el año 2017 con la comunidad de Pariti, según los datos del repositorio.

La muestra completa tiene aproximadamente 40 paneles, 30 piezas museográficas, videos, audios y hologramas. Cuenta con la colaboración de artistas como Salvador Pomar en las ilustraciones y el grupo Ajayu de Antaño, que apoya con algunas piezas musicales. El ingreso  es gratuito y estará abierto e hasta el 25 de agosto.

Trajes  de la danza del sikuri y paneles informativos son parte de la muestra.

 

 

2
1