Con sabor a piedra y sal, los hoteles Tayka renuevan su gastronomía

La iniciativa es parte de la fase final de un proyecto turístico que empezó hace 20 años con un pacto entre la Fundación IES, una agencia de viajes y las comunidades.
sábado, 22 de junio de 2019 · 00:04

Leny Chuquimia /  La Paz 

Con seis platillos hechos con ingredientes típicos del sur del país, los Hoteles Tayka de Piedra, Sal y Desierto reinventan su gastronomía. Quinua real, cañahua, papas pinta boca son algunos de los   alimentos nativos que los alumnos de las escuela Manq’a usaron para asumir el reto de crear nuevos sabores llenos de identidad.

“Bolivia está viviendo una revolución gastronómica y, más allá de que ya era hora de renovar nuestros menús, queríamos ver qué podíamos hacer con esta nueva tendencia. La comida ya es un destino en sí misma y nosotros queremos contribuir en esto. Para ello nos hemos unido con las escuelas Manq’a para ver qué podemos hacer con nuestros alimentos y nuestra identidad”, indicó el gerente del proyecto Tayka de la Fundación IES,  Julián Vargas.

Aunque el proyecto empezó hace 18 años, los tres establecimientos  que forman parte de la cadena hotelera ecológica están en marcha hace unos 13. Sus nuevos menús fueron presentados el pasado 13 de junio, y con este evento se dio paso a la implementación de  una nueva forma de pensar en un turismo ligado a la gastronomía y a la identidad.

En busca de los sabores

Para armar el menú que los Hoteles Tayka buscaban, Manq’a propuso hacer un concurso dentro de sus escuelas. Los requisitos serían usar ingredientes nativos y tener cierto límite en los costos para garantizar la rentabilidad.

A la convocatoria respondieron 140 alumnos de ocho escuelas. Presentaron 60 propuestas entre sopas, platos de fondo, postres, infusiones y pastelería. Todas llevaban ingredientes típicos que muchas veces pasan desapercibidos en los mercados.

“Preguntamos a los concursantes qué podíamos hacer con ingredientes que sean del lugar. Sin caer en la típica sopa o pesque de quinua ¿qué más podemos hacer con tantos otros ingredientes?”.

El certamen se realizó el 24 de mayo. Los jurados fueron Mauricio López, Valentina Arteaga, Olivia Molina y Fernando Gandarillas. A ellos se sumó una representación del hotel ya que no solo se trataba de complacer al paladar, sino,  de acomodarse a las restricciones financieras y logísticas.

Además, las propuestas debían contemplar un plato vegano para poder responder a la creciente demanda de los visitantes que prefieren  este tipo de comida. Pero sin duda el reto mayor fue que éste, como el resto de los platillos, se adecúe a la realidad del Hotel Tayka del Desierto.

A diferencia del Tayka de Sal que está ubicado en la orilla noreste del salar de Uyuni en la comunidad de Tahua y el Tayka de piedra en  San Pedro de Quemes; el Tayka del Desierto está en medio de Siloli. La comunidad de la que depende es Soniquera que está a dos horas de viaje. 

Los hoteles y la comunidad

El proyecto de los hoteles empezó hace 18 años con el apoyo de la Fundación IES, un financiamiento parcial del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y una agencia de turismo. El objetivo era construir hoteles ecológicos con las comunidades del sur del altiplano boliviano para administrarlos de forma conjunta por  15 años, a partir de la puesta en funcionamiento.

 “Al término de los 15 años los hoteles van a ser transferidos a las comunidades a título gratuito para que se queden como dueños del 100% (ahora lo son del 40%). Ese paso se dará para los hoteles Sal y Piedra en 2020 y para el del Desierto el 2021”, dijo Vargas.

Cuando los hoteles comenzaron a funcionar el turismo de Uyuni aún empezaba despegar. Hoy es uno de los destinos recomendados a nivel mundial lo que ha demostrado que el rubro es rentable y genera redes de desarrollo.

 

Los Hoteles  Tayka

  • Sal  El Hotel Tayka de Sal se encuentra ubicado en la orilla noreste del Salar, en el pueblo de Tahua y en las faldas del cerro Tunupa. Está construido enteramente de sal, es un atractivo en sí mismo. El monumental Tunupa ofrece vistas hermosas.   
  • Piedra Situado al sur del Salar, en un entorno de majestuosas montañas, el Hotel de Piedra acoge a los visitantes que recorren esta zona en búsqueda de nuevas experiencias. Su  ubicación le permite ser un  punto de descanso para quienes van hacia las lagunas de colores. Está construido con piedras del lugar y técnicas ancestrales. 
  • Desierto En medio de un paraje incomparable se encuentra el tercer  Hotel Tayka,  en el corazón mismo del Desierto de Siloli. La infraestructura fue construida al lado de una fuente de agua, donde  aves del lugar  sacian su sed. 
  • Menú El menú presentado el pasado 13 de junio tenía una sopa de kawi. Como plato fuerte  un pollo ahumado con puré de papa pintaboca y vegetales. La opción vegana es un anticucho de hongos. El postre es un Inti Quilla, que es un helado de quinua y cañahua. También se  presentó una infusión de la planta medicinal rica-rica con extracto de naranja.  

 


La crema  de caléndula fue una de las ofertas para el nuevo menú.


El enrollado  de manzana  llegó como uno de los postres favoritos.


El Alba  llamó la atención de los jurados en la categoría panadería.


Juntasiñani  fue uno de los platos novedosos entre las 60 propuestas.

29
1