Tito Monasterio se convierte en reclutador de talentos

El compositor recientemente abrió su casa discográfica Timon Music. Considera que hay mucho potencial en los jóvenes del país.
viernes, 28 de junio de 2019 · 00:04

Página Siete  / La Paz

Su primera apuesta fue por Leo Rosas, quien ahora se consagra en el reality  La Voz de México. Luego del triunfo del cruceño, el compositor boliviano Tito Monasterio continuará  apostando por promocionar el talento nacional.

Monasterio viajó junto con  Leo después de que el cantante fue aceptado para participar en el reality mexicano. El miércoles, cuando el artista pasó  a la etapa final del concurso, el productor se encontraba en Bolivia y en los próximos días partirá para  encontrarse con su compañero.

El también compositor  cruceño aseguró que el país tiene un mercado gigante donde hay espacio  para todos lo que quieran  ser parte del mundo musical. “Sólo hay que encontrar el canal y en eso estamos  trabajando  y aprendiendo...”, dijo Monasterio en contacto con Página Siete. 

Adelantó que está a punto de poner  en marcha su proyecto Timon Music. “Ya estamos en el camino de llevar a los valores artísticos bolivianos  a un buen puerto”, explicó. Uno de los artistas que forma parte de ese proyecto musical es Gio Cadario, quien presentó recientemente  su sencillo Mi Carnaval en la fiesta  de Naples, en Florida, Estados Unidos. 

Luego de  conocer a Leo y descubrir  su talento, Monasterio fue apoyando cada vez más al artista. “Fue una secuencia de acontecimientos que sucedieron y que me  fueron llevando a la decisión de apostar cada vez más por Leo”.

Para el productor es importante tener el “deseo de probar que es posible llegar hasta la cima,  con trabajo y constancia”.

Una de las personas que agradece el apoyo del productor es la madre de Leo, Beatriz Ordóñez. “Por el momento el compositor Tito Monasterio está solventando a mi hijo y ayudando en todos los gastos que se necesitan hasta el momento”, contó. 

Leo, la gran apuesta de Tito

 Leonardo Rosas dio buena impresión desde que comenzó a cantar en las preparatorias del reality  La Voz y  no paró. Ahora es parte de los cuatro finalistas del concurso. “Dejará todo en el escenario para coronarse como ganador”, dice su mánager.

Leo demostró dotes especiales en el mundo de la música desde muy pequeño y con tan sólo ocho años participó  en su primer concurso de talentos en su ciudad natal. “Creo que mi hijo vino a este mundo para ser único y original”, resaltó doña Beatriz.

En 2017, el cruceño visitó por primera vez la ciudad de México cuando viajó para buscar oportunidades en el mundo de la música. Cuando se lanzó la convocatoria a La Voz, el joven se encontraba en esa urbe y, junto a su representante, decidió presentarse y  “probar suerte”.     

Y no le podía ir mejor aunque Leo aseguró a este medio que el ritmo que lleva en el concurso de talentos es acelerado  y sacrificado. “Quiero dar lo máximo, el 1.000%”, añadió. Con su trabajo y perseverancia demostró su talento y se ganó el apoyo del público mexicano.

 

 

27
2