Correa Fiz: “Soy una feminista que trabaja por la inclusión”

La narradora y poeta conversó con Página Siete sobre la literatura fantástica, el proceso creativo y el boom de las autoras en la región.
viernes, 02 de agosto de 2019 · 00:04

  Anabel Vaca  / La Paz

“Yo me considero una feminista que trabaja fuerte por un mundo igualitario, de inclusión”. Así se define la escritora, narradora y poeta argentina Valeria Correra Fiz, quien  vive en Madrid, España. Llegó al país el pasado martes para participar en la Feria Internacional del Libro (FIL) de La Paz.

Es  autora del libro de relatos La condición animal (2016), seleccionado para el IV Premio Hispanoamericano de Cuento “Gabriel García Márquez” y finalista del Premio Setenil 2017. Publicó los poemarios El álbum oscuro, distinguido con el I Premio de Poesía “Manuel del Cabral” 2016, entre otros.

En una conversación con Página Siete, Correa habló  sobre su participación en la FIL, de su pasión por  literatura fantástica, de sus cuentos y sobre su lucha por un “mundo inclusivo”.

¿Cuál es su  impresión de la ciudad de La Paz?

Tenía mucho miedo de llegar, por la altura, pero estoy perfectamente. La ciudad me encanta. Di un paseo por la plaza Murillo, por la iglesia y recorrí toda la Calle de las Brujas y me encantó.

 ¿Por qué su apuesta por la literatura fantástica?

Es un género que me gusta mucho, tiene mucho raigambre  en Latinoamérica. Todos nuestros grandes cuentistas lo han practicado. Todavía es mucho más fuerte la literatura mimética y realista, que el género fantástico. En la charla que di aquí hablamos sobre el cuerpo de las mujeres en la literatura fantástica y un recorrido del cuerpo de la mujer como  fascinación, como fetiche, como proveedora de vida, en muchos sentidos.

¿Cómo es el proceso para escribir este género?

En realidad el proceso de creación siempre es misterioso. A algunos se les van ocurriendo historias. Yo lo que hago es ir escribiendo los cuentos que se me ocurren y cuando tengo una gran carpeta de relatos, trato de buscar una columna vertebral, un sistema, algo orgánico. En el caso del libro que vengo a presentar, La condición animal    fue el mal.

¿Cuál es la temática de La condición animal?

Son 12 relatos que están agrupados en torno a cuatro espacios que son el aire, fuego, tierra y agua... Hay cuentos que son realistas y otros que son de naturaleza fantástica y están hilados de la idea del mal que nos podemos hacer, pero también por la posibilidad del bien. 

¿Cómo es el proceso de creación de sus personajes?

Casi siempre parto de un personaje o de una imagen y luego  imagino qué puede hacer el  personaje en una situación difícil.

En mi cuento Nostalgia de la morgue, que es una historia de amor homosexual, se me ocurrió porque vi, no me acuerdo si en un sueño o en dónde, una mano amputada en un líquido. A partir de ello imaginé que el dueño de la mano era un chico al que por una enfermedad se la  habían amputado y luego imaginé a su compañero de habitación. Fui generando toda una historia de amor.

¿Qué opina de la presencia femenina en las letras? 

Últimamente hay muchísimas escritoras mujeres que están haciendo una literatura muy potente vinculada a este género. Por ejemplo,  en Argentina Mariana Enríquez o Samanta Schweblin  son representantes del género. Aquí en Bolivia,  Liliana Colanzi y por no dar sólo nombres de mujeres también está Edmundo Paz Soldán,  son autores que trabajan muy bien en el género fantástico. 

Estoy leyendo a muchas mujeres porque siento que tengo una  deuda con ellas. No sé cómo es en Bolivia,  pero en la escuela  leíamos a puros hombres. Yo me considero una feminista que trabaja fuerte por un mundo igualitario, de inclusión. 

No que un género esté por encima del otro, sino inclusivo,  que admita también a las personas gays, trans, etcétera. También se debe trabajar sobre desarrollar una idea de qué es la masculinidad porque igual  creo que a los hombres se les ha cercenado una parte de su desarrollo humano.

HOJA DE  VIDA

  • Nacimiento  Nació en 1971 en  Rosario,  Argentina,  a orillas del río Paraná, donde creció. 
  • Inicios   Es de formación y profesión abogada.
  •  Colaboración  Escribe regularmente para las revistas digitales Aire nuestro y Los amigos de Cervantes.
2
3