PIU: ¿un aporte esperado a la cultura o campaña electoral?

Creadores aseguraron que el fondo es el apoyo que un gobierno debe dar al área. Mientras que otros critican su lanzamiento a pocos meses de las elecciones.
domingo, 25 de agosto de 2019 · 00:04

Milen Saavedra  / La Paz

El Programa de Intervenciones Urbanas (PIU), del Ministerio de Planificación del Desarrollo,  tiene un presupuesto de 140 millones de bolivianos. Varias de sus categorías están enfocadas en la cultura y, por eso, se convirtió en la iniciativa con más recursos para el área (el Premio Plurinacional Eduardo Abaroa del Ministerio de Culturas y Turismo cuenta con   1,8 millones de bolivianos). 

En ese sentido, varios artistas y gestores aseguraron que es el apoyo que todo gobierno  debe otorgar a los creadores y proyectos culturales. Sin embargo, otros observaron que se haya lanzado en abril, a pocos meses de las elecciones generales, que se realizarán el 20 de octubre.

En un sondeo realizado con artistas y gestores, entre beneficiarios y otros que no lo fueron, se identificaron aspectos positivos y negativos del PIU y sus efectos a largo plazo en la sostenibilidad de la cultura nacional.

Así, la gestora y dramaturga Andrea Riera indicó que, en primer lugar, es necesario tener certeza de la permanencia del fondo estatal con el mismo presupuesto porque actualmente es un programa piloto del que se prometió su continuidad.

Según Riera, es  momento de tomar decisiones estructurales, generar políticas que protejan, normen y fomenten las artes y culturas, que garanticen la disponibilidad de recursos más allá del año electoral.

“No sólo es una deuda del Estado con estos sectores, es una deuda con el país, porque las artes y culturas pueden aportar a nuestro desarrollo socioeconómico; podemos exportar talento, creatividad, pero también -a través de nuestros proyectos-generamos empleo, fomentamos emprendimientos”, comentó.

Agregó que, generalmente, invertir en cultura provoca “una especie de duda”, porque los resultados no son inmediatos, más bien son procesos y merecen un tiempo de acompañamiento, pero procurando su sostenibilidad y su crecimiento. 

“Es seguro que garantizan un mayor rendimiento sobre la inversión inicial”, acotó.

La gestora es parte de Plataforma 1, que ganó un fondo del PIU para el proyecto que busca fortalecer a creadores para promover y proyectar su propuesta desde lenguajes propios y cuyo planteamiento se preocupe por dialogar con el público local. 

“El arte puede interpelar a la sociedad en la medida en que el artista se interpela a sí mismo en la sociedad, sino es sólo un discurso”, agregó.

Según Riera, las artes sobreviven con “ventilación mecánica”, sostenida  por  artistas, gestores y  público, que no siempre está. “Si Plataforma 1 no hubiera ganado fondos del PIU no se estaría desarrollando este año, pero se habría hecho igual, no sólo por nuestra cualidad de testarudos, sino porque creemos en lo que hacemos y reconocemos la importancia de los espacios formativos para mejorar los proyectos artísticos”, aseveró.

Acotó que, al ser una primera experiencia, es necesario aprender y corregir, generar un diálogo entre partes para mejorar los procesos administrativos del PIU en tiempos y formas.

A su vez, el productor y gestor Sergio Alavi consideró que el PIU es beneficioso a corto plazo por la situación de los artistas locales que necesitan de ese apoyo.

“Si se  replica puede generar empleos desde y para los mismos artistas. Pero si no hubiese esta posibilidad, conociendo nuestra gente (los artistas) es probable que pidan, exijan, que quieran todo gratis porque tristemente es así, los artistas quieren todo gratis es un eterno conflicto”, comentó.

Alavi es parte del Festival Itinerante de Teatro Contemporáneo que se desarrollará en septiembre y dijo que el fondo será destinado al pago de sueldos de los actores. “Mi proyecto iba a surgir de cualquier manera habiendo o no el fondo pero siempre es un beneficio”, agregó.

 

Comentó que el fondo “coincide” con el año electoral y agregó que lo importante es que los artistas le “saquen el jugo”.

Asimismo, para Mayra Bautista, creadora y productora de la compañía Tabla Roja, el PIU es un apoyo más para grupos con experiencia como el suyo. “Es un respiro a las múltiples tareas que debemos asumir dentro de la autogestión, pero en ningún caso significa un alivio del 100% de todo lo que representa nuestro proyecto”, dijo.

La gestora explicó que el fondo ha servido al sector para ver que aquello que se ha exigido tantos años, es posible.

 “El PIU afecta al actual y futuro Gobierno, ya que ahora los y las artistas estamos plenamente conscientes de que no es que no había dinero para invertir en cultura; el gran problema como siempre es que no había voluntad política para hacerlo, a tiempo”, aseveró.

Con el fondo, Bautista impulsará la Escuela del comediante físico,  un proyecto pedagógico de formato intenso.

 “Nuestra propuesta de Escuela existe más allá del Estado. Desde el Estado hasta el momento no se ha apoyado ni generado la propuesta de una formación escénica profesional”, aseveró.

Para la productora, el fondo además de ser permanente debería ser política de Estado y estar en el marco de una ley de culturas nacional que hasta el momento no existe.

El escritor Rodrigo Urquiola indicó que el apoyo a los artistas debe ser constante. “Sería muy lindo que este proyecto se repita y crezca año tras año”, indicó.

 La presentación de Tu me manques, apoyada por el PIU.
Foto:Marco Aguilar / Página Siete

Urquiola postuló al fondo para viajar a España a recibir el Premio Internacional José Nogales.

“Intervenciones Urbanas premia la representación boliviana  apoyando a los artistas que hemos conseguido triunfos en el extranjero. A mí me apoyarán con los pasajes, algo que es de suma necesidad para que pueda recibir mi premio”, explicó.

Por otro lado, Eliana Quiroz,  parte de la Fundación Internet Bolivia, observó que no sea evidente la participación del Ministerio de Culturas, “eso llama la atención”, dijo.

“El Ministerio de Culturas tiene el mandato de diseñar políticas públicas culturales;  todas las actividades de gobierno de promoción cultural deberían alinearse a estas políticas públicas y no parece que esto esté sucediendo en el caso de Intervenciones Urbanas”, dijo.

Para la especialista, el apoyo a las actividades artísticas por parte de Intervenciones Urbanas llena un espacio muy necesario, ya que se espera que las creaciones artísticas aporten a posiciones críticas y a innovaciones. 

El escritor Homero Carvalho postuló al PIU porque había sido invitado a dar una conferencia sobre literatura boliviana contemporánea en la FIL Lima. Sin embargo, no se concretó por un tema de tiempos, al final renunció al proyecto por escrito.

“Creo que es un fondo muy necesario para que muchos artistas, escritores, poetas, cineastas y otros actores culturales puedan desarrollar algunos de sus proyectos”, dijo. 

“Creo que es una obligación del Estado y debería repetirse en los niveles departamentales y municipales. Espero que no haya sido creado como un comodín electoral. Los actores culturales bolivianos necesitamos del apoyo del Estado”, agregó.

Igualmente, la productora Viviana Saavedra indicó que el PIU debería ser una política pública sostenida. “Se debería trabajar la Ley de Culturas que permita tener fondos permanentes para el desarrollo de la cultura y las expresiones artísticas que alimentan el alma de los ciudadanos y refuerzan valores de identidad y por sobre todo  nos visibilizan hacia el mundo”, aseveró.

Las autoridades,  durante el lanzamiento del programa.
Foto.Facebbok PIU

La productora postuló al programa para el desarrollo de un nuevo proyecto cinematográfico que tratará sobre migración.

“El fondo ayuda porque estábamos viviendo una necesidad urgente en la cadena productiva del arte y la cultura se han desarrollado en Bolivia. Marca una historia, la esperanza es que no sea la historia sólo de  esta generación sino que sea una política sostenida”, finalizó.

 

Datos del  PIU

  • Propuesta  El Ministerio de Planificación del Desarrollo es el encargado de ejecutar el Programa Intervenciones Urbanas con el objetivo de impulsar a artistas, gestores culturales, deportistas e innovadores sociales y tecnológicos.
  • Inversión El plan tiene un presupuesto de 140 millones de bolivianos, con fondos provenientes del TGN.
  • Beneficiarios Hasta la fecha benefició a 539 personas y proyectos con fondos que ascienden hasta Bs 2,4 millones.

 Arte y  oficio antes de la Bauhaus 
 

En la nota del domingo 18 de agosto se omitió la referencia de la ponencia que realizó  la directora del departamento de Cultura y Arte de la Universidad Católica Boliviana (UCB), Alejandra Echazú, durante los talleres y simposios que se llevaron a cabo  en celebración a los 100 años de la Escuela  Bauhaus.

La especialista no hizo referencia a la Bauhaus como un movimiento que se difundió desde Inglaterra, sino que mencionó el aporte de William Morris y otros precursores y el movimiento Arts and Crafts  (Artes y Oficios) que se dio en Inglaterra en el siglo XIX, como un antecedente para otorgar  relevancia a los oficios artísticos.

“En mi ponencia he hablado un poco de los precursores y el movimiento Artes y Oficios que se dio en Gran Bretaña, en Inglaterra en el siglo XIX y luego viene el movimiento dadá porque la Bauhaus tiene también expresiones artísticas, tiene un ballet que lo hizo Oskar Schlemmer”, explicó.  

 

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

2
9

Otras Noticias