Osorno: La crisis de los medios inspira otras formas de contar

sábado, 03 de agosto de 2019 · 00:04

Wanda Torrico  / La Paz 

“El cronista debe buscar nuevas formas de contar historias”, destacó el  escritor, reportero y  cineasta   mexicano Diego Enrique Osorno en un conversatorio sobre crónica latinoamericana, en el que participaron también el español Álex Ayala y  los bolivianos Santiago Espinoza y Mijaíl Miranda. Los escritores coincidieron en que la crónica puede apoyar a los medios de comunicación en tiempos de crisis.

El encuentro se realizó el jueves como parte de las actividades organizadas por la Feria Internacional del Libro de La Paz en su vigésima cuarta versión.

 Osorno  provocó  en su intervención afirmando  que la crónica debe generar  que los lectores “sientan algo”. Destacó que una virtud importante del género es que es “más auténtica”. Con la crónica –dijo– “no se puede politizar ni adoctrinar”; se apunta  más bien a generar una experiencia peculiar con el lector.

Álex Ayala, fundador de Pie Izquierdo –la primera revista boliviana de no ficción–, dijo que “la crónica es el género más serio, libre e independiente que existe a nivel latinoamericano”. Explicó que el texto en  este género debe estar escrito de tal manera que logre “empatizar” con los lectores (…). “Se debe contar bien las historias y hacer que la gente haga un ‘click’ para que no se quede en un mero reporte informativo”.

Agregó que elaborar crónicas requiere más tiempo, por el detalle y descripción que se necesita para contar historias. “El libro es un formato muy generoso con la crónica, siempre que sea un libro bien hecho. La crónica es un género para emocionar a la gente”, resaltó el también Premio Nacional de Periodismo  2008.

Comentó también que la crónica ha ido encontrando nuevas formas de contar las historias, porque debido a la crisis de los medios de comunicación se abrieron oportunidades para géneros interpretativos de largo aliento.  “Uno de los valores  de la crónica es su multiplicidad de registros”, recalcó Ayala.

“El compromiso que uno tiene con la historia lo  va llevando a contarla de la forma en la que  siente que la tiene que contar .  Si las historias se parecen a la vida real, la gente las lee”, contribuyó Osorno.

Santiago Espinoza –periodista del diario Opinión de Cochabamba–  fungía como moderador y guió la tertulia hacia una evaluación del estado actual del género y las oportunidades que han surgido a partir de las nuevas tecnologías.

 

Tanto Osorno como Ayala puntualizaron que las características principales de un cronista son: la curiosidad y que le interese el mundo; la humildad en el sentido de reconocer la ignorancia de lo que no conoce; y también el escepticismo. Según los escritores, el periodista debe dudar de manera constante de los testimonios y de lo que ve. 

Para hacer una buena crónica “hay que ser como las botas, salir a la calle” para vivir las historias, resaltó Ayala. El cronista, quien  vivió muchos años en Bolivia,  también presentará su libro Ser payaso es cosa seria (Editorial El Cuervo) el jueves 8 en la Sala Rubén Vargas, a las 20:00.

 

 

1
2