Prontuario, una reivindicación de la crónica policial nacional

El cronista mexicano Diego Osorno, el escritor boliviano Willy Camacho y la periodista de este medio, Liliana Carrillo, dialogaron sobre el género “de mala fama”.
lunes, 05 de agosto de 2019 · 00:04

Página  Siete  / La Paz

“La crónica policial, por los temas que toca, rebela mucho de la idiosincrasia de un país”, dijo el periodista mexicano Diego Osorno en la presentación del libro Prontuario: casos de la crónica roja que conmocionaron Bolivia. La segunda edición actualizada de la publicación de Página Siete se lanzó el sábado en la XXIV Feria Internacional del Libro de La Paz.

La presentación se realizó con un conversatorio sobre el género en el que, además de Osorno, participaron el escritor Willy Camacho, editor de 3600, y la periodista Liliana carrillo, jefa de informaciones de este medio.

Hasta hace unos años -recordó  Camacho- la noticia policial no ocupaba las portadas de los periódicos serios. “Había otras publicaciones especializadas que, con tintes amarillistas, sacaban titulares escandalosos”.  Poco a poco, empero, la crónica policial fue ganando un espacio debido al interés social que los casos concitaban. 

“Aún hoy no estamos acostumbrados a que este tipo de textos tengan largo aliento y se publiquen en libros de género, que aún son pocos”. Uno de los pioneros -dijo- es Prontuario.

A su turno,  Carrillo explicó el móvil que detonó el libro de crónica policial de Página Siete, cuya primera edición vio la luz el año pasado. “Prontuario hace un rastreo por los casos policiales que impactaron a la sociedad boliviana, desde el asesinato aún no resuelto de los esposos Alexander, hace medio siglo, hasta los más recientes como la muerte cruel de la pareja de novios Carla y Jesús. En todas las historias -que en la segunda edición son 13- hay un factor común que es la búsqueda de justicia. Y ese es el interés del libro: interpelar a la justicia lenta y corrupta que no da soluciones a las víctimas”.

Recalcó que, si bien desde la crónica no se puede lograr un cambio directo sí se activa un mecanismo de presión social. Casos como los de Kushner -Aramayo, Hanalí Huaycho, Carla y Jesús aún esperan una justicia que no llega. 

“Meses después de la publicación de la historia del bebé Alexander en Prontuario, Página Siete publicó el audio de una jueza que revelaba que no había pruebas para la condena que había recibido el médico Jhiery por la supuesta violación del menor. La indignación fue tal que se removió el caso y a la larga se liberó al inocente que había estado preso durante cuatro años. El periodista Carlos Quisbert recibió el Premio Nacional de Periodismo por su investigación”, dijo.

Añadió que la nueva edición del libro se actualiza con dos historias: La manada boliviana, sobre la violación múltiple de una joven por cinco chicos a los que ella consideraba sus amigos, y el perfil de Jhasmani Torrico, el abogánster, que torturaba con el pretexto de cobrar deudas.

El invitado mexicano en la mesa,  Osorno, comentó a su turno que la crónica policial, se impuso casi como una necesidad en su país. “Hubo un momento en el que eran tantos los asesinatos y la fuerza del narco que los periodistas de todas las áreas terminamos haciendo policial”, comentó. Ello -dijo- implicaba altos riesgos de amenaza e incluso muerte para los reporteros. Él mismo tuvo que irse por un tiempo tras publicar El cártel de Sinaloa o La guerra de los zetas.

Comentó que la crónica policial  refleja mucho de la idiosincrasia de un país y alentó a los cronistas jóvenes a investigar tratando de ver todas las aristas de una historia. “En un caso me involucré tanto en el perfil de un asesino que descubrí que de niño había sido violado y víctima de extrema violencia; entonces dejé el trabajo porque ya había perdido la imparcialidad”, comenté el escritor que ahora prepara, entre otros proyectos, un libro sobre el “Hannibal Lecter” mexicano, la historia que ya había trabajado sobre un médico asesino que inspiró el famoso personaje de El silencio de los inocentes.

La mesa acabó con buenos augurios para Prontuario. “Es necesario investigar, contar e impulsar la crónica policial y más libros del género en Bolivia”, apuntó Camacho.

6
1

Otras Noticias