Isabel Mesa cuenta la historia de la literatura infantil boliviana

La obra refleja el aporte de un centenar de autores nacionales y rescata relatos para niños desde la cultura precolombina hasta publicaciones de 2018.
martes, 06 de agosto de 2019 · 00:04

Anabel Vaca  / La Paz

Después de más de cuatro años de investigación, la escritora Isabel Mesa Gisbert presentará mañana la obra Historia de la literatura infantil y juvenil de Bolivia. El  acto se llevará a cabo   en la sala Néstor Taboada de la Feria Internacional del Libro (FIL), a las 20:00.

 La obra se divide en dos partes; en la primera identifica elementos de la literatura para niños y jóvenes en las culturas indígenas (desde el 200 a.C. hasta   2018) y en la época de la Colonia (1532-1825). También ordena a los pioneros en el género (1825-1980), entre los que destacan autores como Antonio Díaz Villamil, Óscar Alfaro y José Camarlinghi; y  presenta un análisis de la “literatura tradicional y conservadora” desde 1981 hasta el año pasado. Por último, identifica las  tendencias contemporáneas (2001-2018).

La investigación refleja el cambio por el que pasó la literatura infantil de Bolivia desde sus inicios hasta esta época. “Nuestra literatura se ha caracterizado siempre por ser  básicamente de cuento. La novela entró mucho después por sectores, es decir, los pioneros estaban en La Paz, Oruro y Potosí. Toda la parte tradicional estaba  en los valles”, afirmó Mesa. 

“Antes era todo muy tradicional sobre temas como la escuela y la maestra. Siempre se escribía la historia de la niña que tenía que ayudar en casa y el niño que podía ir a jugar. Eso se veía en la literatura del siglo pasado. Hoy, muchos autores están apostando a darle un protagonismo a la mujer”, aseguró.

En la segunda parte, Mesa presenta instituciones, investigaciones,  antologías, revistas,  suplementos, bibliotecas y editoriales que aportan a la literatura infantil y juvenil de Bolivia.

El libro cuenta con 657 páginas y reúne a 100 autores nacionales que fueron estudiados  durante el trabajo de investigación y análisis, en el que Mesa trabajó junto con  la literata   Raquel Montenegro. 

“Dicen que sacar un libro es poco un parto, éste es, yo creo,  de quintillizos (ríe). Decidimos poner un tope en la investigación, hasta diciembre de 2018. Luego hicimos el trabajo de edición,  corrección de estilo, pedir los permisos a los autores y editoriales. Todas las imágenes son de libros de literatura infantil bolivianos”, contó la autora. 

La escritora reunió durante su carrera como maestra de primaria (actividad que aún realiza), material literario infantil y juvenil que utilizó para hacer posible esta obra. Durante el proceso también visitó a varios autores y recorrió las ciudades de Cochabamba, Santa Cruz y La Paz.

 

 

40
1

Otras Noticias