Jojo Rabbit, polémico filme que incluye a Hitler y busca el Óscar

Logró nominaciones en seis categorías, incluyendo Mejor Película, Mejor Guion Adaptado y Mejor Actriz Secundaria, entre otros.
sábado, 18 de enero de 2020 · 00:04

Página Siete y agencias  / La Paz

Jojo Rabbit Betzler es un joven y solitario niño alemán perteneciente a las Juventudes Hitlerianas, que vive en la Alemania nazi de finales de la II Guerra Mundial y su vida da un giro de 180º  cuando descubre que su joven madre, Rosie, esconde en su ático a un niña judía. Con la única ayuda de su mejor amigo imaginario, Adolf Hitler, Jojo deberá enfrentarse a su ciego nacionalismo.

Esta es la premisa de Jojo Rabbit, una comedia del neozelandés Taika Waititi, que es la sorpresa de la temporada, pues ha logrado seis nominaciones a los premios Oscar, incluyendo Mejor Película  y Mejor Actriz Secundaria para Scarlett Johansson, que se pone en el papel de  Rosie. 

Además, se estrenó en la cartelera nacional esta semana y se la puede ver en salas como  Megacenter y Multicine.

Waititi aseguró que la rodó para contar la II Guerra Mundial a los jóvenes, rendir homenaje a las madres solteras y denunciar el racismo y los totalitarismos, según reporta RTVE.es 

Se trata de una adaptación del libro Caging Skies (El cielo enjaulado) de Christine Leunens. Además, el argumento está rodeado de otros llamativos personajes como el comandante nazi, el capitán Klenzendorf (interpretado por el ganador del Oscar Sam Rockwell) y su asistente fanatizada, Fräulein Rahm (Rebel Wilson) mientras ocurre la caída de la Alemania de Hitler en manos de los ejércitos aliados.

“La idea llegó después de que mi madre, en 2010, me contó la historia del libro y pensé que era una imagen bastante cinematográfica. Como un nuevo ángulo de una historia que hemos visto muchas veces”, le dijo Waititi a la BBC.

El realizador, además de adaptar el guión y dirigir la película, es el actor que interpreta al Hitler imaginario. “Todo el tiempo que tuve el traje de Hitler me sentí avergonzado. No es algo que vistas con orgullo. Cada vez que terminaba la escena me quitaba de inmediato el bigote y la peluca, no quería estar con ellos puestos”, agregó.

Waititi, que se hizo conocido por  Two Cars, One Night (nominado al Oscar en 2004 a mejor cortometraje), What We Do in the Shadows (2014) y Thor: Ragnarok (2017), es descendiente de judíos rusos.

“Fue una película en que buscamos un balance y nos costó tiempo encontrarlo. Porque no podíamos hacer solo comedia con un tema así. Había que traer el drama que tuvieron todos estos acontecimientos”, agregó.

Y según el director, la clave fue la actuación del niño que interpretó a Jojo, el actor británico de 12 años, Roman Griffin Davis.

“Lo que los Nazis hicieron con los niños fue desastroso. Ellos querían tener un ejército de fanáticos que les ayudaran a tomarse el mundo. Por eso para mi no fue fácil interpretar el papel”, comentó Griffin a la BBC.

La elección de Griffin ocurrió después de mirar los casting de 1.000 niños que se presentaron a la audición y según Waititi, el suyo fue la más convincente.

“No me salió de forma natural. Me costó mucho encontrar esos sentimientos para cantar cánticos pronazis, ser amigo de Hitler y hacer el saludo de Heil Hitler”, añadió. Y para él, ese intento de lavado de cerebro nazi no ha desaparecido. “No voy a nombrar a nadie, pero muchas personas en la política están esparciendo odio a través de internet y eso es irresponsable. Las nuevas generaciones necesitan saber que el odio puede causar un daño muy grande”, dijo. 

Y concluyó: “Lo que más me gusta de la película es que, aunque se trata de algunas cosas complicadas y feas, pero que son además realmente importantes, mucho se muestra a través del humor y la comedia”.

Camino al   Óscar

  •  Premios Compite en las categorías de  Mejor Película, Mejor Guion Adaptado, Mejor Actriz Secundaria, Mejor Vestuario, Mejor Diseño de Producción y Mejor Montaje de los Óscar. Ganó el Premio del Público en Toronto y fue  nominada a los Globos de Oro.
  • Lanzamiento  Se estrenó el 21 de octubre de 2019.  Llegó a Latinoamérica el jueves 16 de enero de 2020.