Dubicel, el corto boliviano que conquista el mundo

El filme acaba de ganar dos premios en los New York Cinematography Awards de Estados Unidos. Es narrado por el músico Kevin Johansen.
miércoles, 22 de enero de 2020 · 00:04

Milen Saavedra   / La Paz

Dubicel, un cortometraje boliviano de  stop motion estrenado el año pasado,  ganó esta semana dos premios en el festival fílmico de  los New York Cinematography Awards (NYCA). Se trata del Mejor Filme de Animación para la directora Yashira Jordán y el codirector Igor Gopkalo Streiff; y Mejor banda sonora original para la compositora musical Micaela Carballo. La premiación se realizará en junio en la ciudad de Nueva York, en Estados Unidos.

Además, en diciembre del año pasado, lograron otro galardón a Mejor Soundtrack en la premiación del festival Golden Nugget International Film Festival (GNIFF) en Londres, Inglaterra.

Asimismo,  Dubicel fue seleccionado para la competencia oficial del Festival Internacional de cine de animación en stop motion Our Fest, que se realizará en Buenos Aires (Argentina), en marzo. “Estaremos junto a otros grandes realizadores como Luis Téllez, Juan Pablo Zaramella, Belén Taglibue, Javier Luna e Iván Stur de Tamandua, los más importantes de Latinoamérica”, resaltó la directora del corto.

El audiovisual tiene una duración de 12 minutos, es una animación en la técnica de stop motion y también 2D. 

 “El corto lo hicimos con mi estudio de animación Celeste. Lo comenzamos en 2015. La dinámica fue integrar a mucha gente en el desarrollo. En la construcción de arte la dirección es de Matías Paradela”, explicó Jordán.

El audiovisual fue pensado para un público infantil, pero los espectadores, en los festivales en que participó, son de diferentes edades.

  Dubicel, el personaje principal, vive dentro de una cúpula y tiene la capacidad de materializar los objetos de sus sueños. Crear esos escenarios oníricos para filmarlos en stop motion fue un trabajo desafiante para el equipo boliviano-mexicano-argentino, pero con un buen resultado. 

“Ese era el desafío y fue  bonito. Hicimos  campañas para reciclar y recolectar basura retro, es decir de los  90, y Matías junto a su equipo lo convirtió en la escenografía. Además, convocamos a diferentes artistas de Argentina para construir la escenografía, en una dinámica de colaboración”, agregó.

Destaca además que el corto está narrado por el reconocido músico Kevin Johansen.

“Kevin ya aportó en mi película Durazno (2014) y le gustó la idea del corto. Es súper buena onda, se animó y grabamos  toda una tarde. Además, cantó  un tema para Dubicel, quedó muy lindo”, destacó Jordán.

En cuanto a la creación de la  banda sonora -interpretada por una orquesta de 50 músicos- la directora comentó que surgió de una historia “súper particular”.

  “Yo estaba terminando el guion y hablé con mi equipo de la idea de tener una orquesta para el corto. Ellos me dijeron que estaba delirando. Dos semanas después,  Micaela (Carballo) nos escribió diciéndonos que estaba haciendo su tesis y necesitaba un corto de animación,  mediante un intercambio. No podía creer, era un sueño hecho realidad. Dubicel hace realidad sus sueños y también los nuestros; Kevin Johansen, la orquesta, todo se fue dando”, destacó. 

Hacia adelante, la realizadora planea llevar la producción a escuelas y colegios del país. El año pasado estuvo en el Festival Colibrí, con funciones en El Alto y Tarija.

 “Me importa llevar el cine por donde pueda y resaltar que es boliviano, siempre. Que sepan que también hacemos stop motion y tenemos buenas producciones”, finalizó Jordán.

 

 

68
5