Tras 37 años, Paolo Agazzi regresa con “el Brillo, el Vito y el camión”

El director de la cinta explica los detalles de la historia que vuelve a recorrer las carreteras del país, de oriente a occidente, y tiene como protagonistas a Gerardo Suárez y David Santalla.
domingo, 05 de enero de 2020 · 00:04

Milen Saavedra  / La Paz

La historia continúa 37 años después. El Vito y el Brillo se reencuentran y el camión Mi Socio vuelve a andar por el país. Esta es la propuesta de la nueva película de  Paolo Agazzi. 

Mi Socio 2.0 se estrenará el 12 de marzo a nivel nacional y se espera llevarla a Argentina y otros países vecinos. Para Agazzi, volver a encontrarse con la historia que marcó su carrera -luego de una exitosa primera parte estrenada en 1982- es un gran desafío.

“Hacer una segunda parte de una película muy popular, Mi Socio, 37 años después, no es poca cosa. Es un desafío muy grande, muy atrevido como proyecto y poco común; pero la experiencia ha sido muy interesante”, comentó.

Mi Socio 2.0 vuelve con los mismos protagonistas de 1982:  David Santalla (como Don Vito) y   Gerardo Suárez (como el Brillo). Cuenta además  con la participación de la debutante  Romaneth Hidalgo.  

“Romaneth es el eje de toda la historia. También regresa Hugo Pozo y   hay una gran  presencia  de actores del oriente”, destacó el director.

De la etapa de filmación, el cineasta destacó la experiencia de volver a recorrer las carreteras de Bolivia. 

“Es una road movie. En Mi Socio 1 era del altiplano hasta Santa Cruz; ahora es de Santa Cruz hasta La Paz y luego a  Beni. Una parte de la película sucede en Rurrenabaque. Además, hicimos en esta oportunidad el camino nuevo Santa Cruz-Cochabamba, la primera vez  era el camino viejo”, detalló.

Otra de las diferencias que identificó Agazzi está en la tecnología cinematográfica. “La tecnología ha mejorado notablemente. Se filma relativamente más fácilmente, con el cine digital no hay una dependencia  con los laboratorios del extranjero para revelar la película. Es otra experiencia, muy diferente”, aseveró.

Según el director, lo más impresionante  de la cinta para  los que recuerdan la primera  es ver cómo han cambiado las rutas.

“Parece otro país,  pero en la esencia es el mismo”, indicó.

Agazzi comentó que fue testigo de que el  país cambió  mucho en estos 37 años, pero al mismo tiempo sigue igual. “Desde el punto de vista cultural y de la esencia de lo que significa ser boliviano es prácticamente lo mismo. Ese me parece el aspecto más interesante”, afirmó.

En ese sentido, espera atraer a las salas de cine tanto a la generación que vio por primera vez Mi Socio, como a los más jóvenes, a quienes el filme les llegó por dvd, por  la televisión o por internet.

Los antecedentes son buenos, pues desde que se anunció el lanzamiento de la película hay gran expectativa. Muestra de ello es la cantidad de visualizaciones (más de 2.000)  que obtuvo el trailer publicado la semana pasada en YouTube.

Paolo   Agazzi relata los detalles de su nueva película.
Foto: Freddy  Barragán / Página Siete

“En los pueblos donde paramos para filmar no les interesaba el director o el equipo, todos se iban al camión, porque es el elemento que no ha cambiado. Ese era un fenómeno extraordinario que la gente quería sacarse una foto en el capó del camión”, contó el realizador.

Agazzi explicó que en el desarrollo de la trama  hay dos camiones, uno moderno y el actual, y el original de Mi Socio. 

Leonel Fransezze, productor ejecutivo de la película, explicó que en la primera parte de la película no se ve al camión; pero que en un momento determinado éste   aparece.

El actor  David Santalla (don Vito) junto al icónico camión.
Foto: Marco Aguilar / Página Siete

“Nunca me podría haber imaginado cómo un vehículo, porque eso es en definitiva, pueda atraer tanta atención. Debe mover una vena emotiva muy profunda y se nota porque inmediatamente que aparece el camión   la gente quiere  una foto. Ahí te das cuenta que triunfaste como director, cuando lograste crear un ícono”, dijo.

Destacó que es el mismo camión de la película original, que lo buscaron hasta encontrarlo e hicieron los arreglos necesarios para que vuelva a funcionar y estelarizar la cinta.

Respecto a la motivación de hacer la secuela de la película ahora, Agazzi contó que surgió a partir de un post de Facebook, cuando subió una foto -encontrada en sus archivos- de la filmación de 1982 con la escena en la que Santalla está desnudo y se tapa con la claqueta.

El equipo  de producción de la película Mi Socio 2.0

“Siempre me preguntaban para cuándo la segunda parte. Yo decía que Mi Socio ya está, es parte del patrimonio fílmico de Bolivia y punto. El cambio  se generó cuando Luis Miranda (el ahora guionista) me escribió para decirme que tenía una idea para la  segunda parte. No lo conocía, pero le acepté por amabilidad. Decidí leer el preguión y me gustó mucho porque era coherente con respecto a una historia, 37 años después,  se justificaba, había una lógica en lo que planteaba y decidí que sí, lo haremos”, contó.

El reconocido director  destacó que en la secuela se mantiene el espíritu del primer guion, que es el valor de  la integración y  la amistad.

Para Fransezze comentó, por su parte, que le motivó   contar qué pasó con los personajes casi cuatro décadas después de  la primera historia.  “Esperamos  haberlo logrado”, dijo.

El productor  ejecutivo, Leonel Fransezze, junto a Agazzi.
Foto: Freddy  Barragán / Página Siete

Los logros de la primera Mi Socio

Paolo Agazzi recordó que  Mi Socio, estrenada en 1982 con el guion original de Óscar Soria, logró 300 mil espectadores. Además, cuando se reestrenó, una década después, fue la cuarta  película más vista de ese año. Por otro lado, el director mencionó que la cinta fue exhibida incluso,  por su mensaje, en un circuito de escuelas de Alemania.

56
3