Sofía Coppola y Bill Murray regresan en On The Rocks

La cinta es sobre el reencuentro de un padre y una hija en medio de una ruptura amorosa.
domingo, 25 de octubre de 2020 · 00:04

EFE  / Los Ángeles

 La cineasta Sofía Coppola y el actor Bill Murray vuelven a formar el tándem creativo de Lost in Translation en la comedia On The Rocks, una cinta sobre el reencuentro de un padre y una hija en medio de una ruptura amorosa que recuerda a los enredos neoyorquinos de Woody Allen.

Murray y Rashida Jones (Parks and Recreation, The Office) protagonizan la última cinta de la directora que navega entre las diferencias que dos generaciones tienen sobre el amor, los hijos, las expectativas profesionales y vitales.

“Una amiga me habló de un desencuentro con su padre y me pareció una buena idea hacer una comedia entre padre e hija con sus perspectivas diferentes sobre las relaciones, los hombres y las mujeres”, explicó Coppola.

On The Rocks, que se estrena esta semana en Apple TV+, representa una nueva reunión entre Murray y Coppola después de  Lost in Translation, aunque en un tono completamente distinto a la melancolía de su anterior personaje.

Murray encarna ahora a un extravertido marchante de arte, seductor y amante de los placeres que domina Manhattan como la palma de su mano y se niega a pasar un solo minuto de aburrimiento. La actitud de este bon vivant neoyorquino, que Coppola enmarca en la “generación de los hombres Martini”, se topa con la realidad de su hija, cuyo matrimonio se desmorona sumido en la rutina, el aburrimiento y la falta de inspiración para continuar con su profesión de escritora.

Juntos, padre e hija, inician una investigación por todo Nueva York (el de la clase alta), para descubrir una supuesta infidelidad que se transforma en una centrifugadora de sus propios valores y creencias. Desde reproches por la promiscuidad del padre a riñas por la falta de ambición de la hija.

“Pensé en conversaciones con mi padre y sus amigos, con un cigarro y un Martini de la mano. Conecta con su mundo antiguo”, reconoció la cineasta sobre su padre, el mítico Francis Ford Coppola, al hablar de posibles tintes autobiográficos de la trama.

Hay algo de Woody Allen en el último trabajo de Coppola: Nueva York, una pareja que no se entiende, personajes acomodados escapando de sus problemas, conflictos surrealistas... Pero con una perspectiva femenina que la cineasta defiende. 

“Me alegra que haya más historias con perspectiva femenina, cuando empecé era difícil sacar proyectos así”, dijo.

La elección de Nueva York suma la ciudad más retratada del cine al catálogo de la directora, capaz de hacer de cada localización de sus películas un personaje más: La agitación de Tokio en  Lost in Translation, los suburbios de Detroit en The Virgin Suicides o la vida palaciega de Versailles en Marie Antoinette.
 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

Otras Noticias