Sabina Orellana asume como ministra de Culturas, entre elogios y críticas

El presidente Arce restituyó el Ministerio de Culturas, Descolonización y Despatriarcalización con Cergio Prudencio y Pelagio Condori como viceministros.
sábado, 21 de noviembre de 2020 · 02:34

Página Siete  / La Paz

Tal como adelantó durante el acto de posesión de gabinete, el presidente Luis Arce restituyó ayer el Ministerio de Culturas y eligió a Sabina Orellana, integrante de las Bartolinas, para que se haga cargo de esa cartera de Estado. La medida se produce después de más de 150 días desde que la expresidenta Jeanine Añez anunciara la “reducción” de tres ministerios, entre los que se incluía el de Culturas, el pasado junio. 

“Atendiendo al mandato del voto con el que fuéramos elegidos y cumpliendo con nuestra promesa ante el pueblo boliviano, restituimos el Ministerio de Culturas, Descolonización y Despatriarcalización”, expresó ayer el presidente Arce durante la ceremonia de posesión. “(Este ministerio) impulsará la creación de los instrumentos normativos y legales necesarios para el fortalecimiento de las diferentes áreas que conforman la cultura (...) Haciendo esfuerzos económicos, hemos logrado fusionar el Ministerio de Energías y el Ministerio de Hidrocarburos para convertirlo en uno solo y permitir y dar espacio a lo más importante que tenemos los bolivianos: la cultura", agregó 

La noticia del regreso del desmembrado ministerio fue recibida con júbilo en las redes sociales, aunque el perfil de la nueva autoridad dividió un poco las opiniones. Mientras una internauta, por ejemplo, afirmó que la ministra “nos ha dado una cátedra sobre culturas, despatriarcalización, descolonización y turismo comunitario”, por lo que no puede “estar más orgullosa” de su designación, otro aseguró que fue elegida “sólo por ser Bartolina y masista” y que “nadie opinaría nada si pusieran gente capaz”. 

Sabina Orellana Cruz, quien fue descrita por Arce como una “mujer valerosa” el pasado martes, es integrante de la Confederación Nacional de Mujeres Campesinas Indígenas Originarias de Bolivia “Bartolina Sisa”. Técnica de la Escuela de Gestión Pública Plurinacional, también ejerció como secretaría de desarrollo humano integral en el Gobierno Autónomo Departamental de Cochabamba y fue elegida diputada por dicho departamento entre 2006 y 2009. 

“Las culturas no son un gasto absurdo, como lo dijeron antes, las culturas hoy en día en Bolivia son muy importantes. No entendamos por cultura solamente la vestimenta, el canto o el baile. La cultura significa mucho más”, subrayó Orellana  en su primer discurso como ministra. “Trabajaremos desde las artes y la cultura, del oriente y el occidente, del campo y la ciudad. Trabajaremos unidos y les pido darme la oportunidad para trabajar por una gestión cultural colectiva y diversa en beneficio de nuestro pueblo de Bolivia”, sostuvo. 

De acuerdo al Decreto Supremo 4393, aprobado la pasada semana, el organigrama del nuevo ministerio alberga dos viceministerios: el Viceministerio de Descolonización y Despatriarcalización (Dirección General de Descolonización y Despatriarcalización y Dirección General de Lucha Contra el Racismo y Toda Forma de Discriminación) y el Viceministerio de Interculturalidad (Dirección General de Promoción Cultural y Artística y Dirección General de Patrimonio Cultural). 

Como primera medida, la ministra Orellana tomó posesión durante el mismo acto a Cergio Prudencio como viceministro de Interculturalidad y a Pelagio Condori como viceministro de Descolonización y Despatriarcalización. 

“Cuota política”

Además de las reacciones en las redes sociales, algunos miembros del sector artístico-cultural expresaron su opinión sobre esta nueva designación y sus deseos de que la nueva autoridad gobierne para todos los sectores. 

“No es quién, sino cómo va a llevar adelante un Ministerio de Culturas y si va a tener toda la apertura para poder trabajar con todos los sectores, no solamente en el área de artes, sino lo que engloba las culturas en su generalidad”, apuntó Víctor Hugo Angulo, presidente de Asodanz y miembro del Movimiento Todos Somos Culturas.

“Que sea una persona que tenga  la capacidad de aglutinar todos los movimientos que se han generado a partir de junio. Y que tenga la apertura de recibir todas las propuestas del ministerio que todos soñamos, que todos queremos, con una estructura que lo ayude a crecer y que cumpla las funciones que un ministerio debería cumplir”, agregó.

Por su parte, Pamela Sotelo, gestora cultural y artista, aseguró que la llegada de Orellana responde a una “cuota política” y que no se están tomando en cuenta “los derechos culturales de todos los bolivianos y bolivianas”. 

“Cuando Segundina Flores dijo que la estaban atacando, que ella no iba a asumir (como ministra), pero que (el cargo) sí le correspondía a las Bartolinas, es una declaración que éste es un puesto de cuota de poder. Un ‘no nos interesa quien vaya ni la formación que tenga, simplemente nos corresponde por organizaciones’”, apuntó Sotelo. 

“Viendo cómo es la línea de las Bartolinas, me preocupa porque no sé hasta qué punto estarán dispuestos a negociar con la sociedad civil y no con las organizaciones sociales. (...) Es vital que se sepa que los músicos y los artistas y los gestores culturales y las personas de culturas no están trabajando para hacer propaganda política. Trabajamos para el sector cultural y el sector cultural tiene que ser imparcial y tiene que responder a los derechos culturales. Eso es lo que nos preocupa con estas declaraciones y ahora con la posesión. Se confirma que no les interesa culturas, que no les interesa la deuda que han acumulado con nosotros durante todos estos años del Ministerio de Culturas. Reponerlo no lo es todo”, subrayó. 

El pintor y poeta Édgar Arandia, por su parte, destacó que Orellana se enfrenta a una “oportunidad” de extender la idea de la cultura “como un orbe holístico que comprende todas las conquistas materiales y espirituales que han creado  los seres humanos  que viven en el territorio boliviano y su capacidad de mostrarse ante el mundo”, aunque criticó que el Gobierno de Arce no cumpliera con la promesa de “remozar con gente nueva y comprometida  en los cargos de gobierno”.

“Lamentablemente empezamos mal al nombrar a Cergio Prudencio como viceministro, con los antecedentes de autoritarismo y extraños manejos desde la Fundación Cultural”, opinó el artista. “No auguro una buena gestión si no se reverdece realmente el ministerio y la Federación de Mujeres Bartolina Sisa no genera un debate sobre el tema”, agregó.

Ministra anuncia investigación en contra de la RJC y la UJC

La  ministra Orellana anunció que se investigarán los actos de violencia y racismo surgidos durante el gobierno transitorio, especialmente hacia las mujeres, y dijo que entre los apuntados están la Unión Juvenil Cruceñista y la Resistencia Cochala.

“Hay personas (para investigar), por ejemplo la Unión Juvenil Cruceñista, la Resistencia Cochala, entonces esos jóvenes tienen que pagar por los actos que han hecho y que han cometido contra las mujeres”, dijo Orellana tras su posesión este viernes, según Erbol.

La ministra manifestó que existe la Ley 045 (de Lucha Contra el Racismo)  y que se la hará cumplir.

“Se va a investigar todos los actos de violencia y racismo que hicieron contra las mujeres, en especial a las mujeres de pollera y a las mujeres indígenas, solamente ha sido el delito de ponernos una pollera, llevar dos trenzas”, señaló.

Asimismo, calificó de “imperdonable” lo sucedido con la alcaldesa de Sipe Sipe, María Heredia, quien fue agredida y hostigada recientemente por manifestantes que le exigían entregar canastas estudiantiles.

Indicó que exigirá al Ministerio Público investigar de oficio. (Erbol)
 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

10
78