El Carnaval de Barranquilla une a más de 15.000 artistas

Bailarines de ritmos como samba, salsa, reguetón, champeta, cumbia, porro, son de negro y hasta merecumbé derrocharon alegría.
martes, 25 de febrero de 2020 · 00:03

EFE  / Barranquilla (Colombia)

Un gran despliegue de colorido y fantasía disfrutaron ayer  los asistentes al Cumbiódromo de la Vía 40, en donde para el tercer día del Carnaval de Barranquilla se llevó a cabo la Gran Parada de Comparsas.

El desfile, que anteriormente se llamaba Gran Parada de Fantasía, hace parte de la programación del Carnaval desde 2003 y en él participan grupos de bailarines de diferentes ritmos samba, salsa, reguetón, champeta, cumbia, porro, mapalé, son de negro y hasta merecumbé.

Liderado por la reina del Carnaval Isabella Chams, en el desfile participaron 105 grupos mostrando su talento en  presentaciones coreográficas y la majestuosidad en la elaboración de los vestidos que lucieron para quienes se apostaron al lado  de la vía.

Multitud de artistas

En la Gran Parada de Comparsas también estuvieron presentes el Rey Momo Alcides Romero y los reyes del Carnaval de los Niños Miranda Torres e Isaac Rodríguez, quienes  acompañaron a la soberana de las fiestas en cada uno de los desfiles de la celebración popular más importante de Colombia.

En total fueron más de quince mil músicos y bailarines que hicieron un gran despliegue de colorido e impecable puesta en escena, rebosante de creatividad y alegría que contagió a los lugareños y visitantes.

Milena Palacio, de 25 años quien por razones de trabajo no pudo asistir a ninguno de los dos desfiles del sábado y domingo, se mostró complacida de poder disfrutar de un espectáculo al que calificó de “brillante desde todo punto de vista”. “Es mejor venir al desfile del lunes porque los palcos son mucho más baratos y además el espectáculo es mucho mejor en cuanto a la vistosidad”, indicó Palacio  mientras saludaba a los bailarines.

A lo largo del recorrido de más de tres kilómetros en una carretera de pavimento en el cual son pocos los árboles que dan sombra y bajo una fuerte temperatura que no alcanzaba a ser aplacada por la suave brisa que sopla en Barranquilla por esta época, los bailarines recibían sonoros aplausos al tiempo que eran animados por el público.

Nutridos grupos de marimondas  (disfraz que mezcla    un primate y un elefante) y monocucos  (personaje que oculta su identidad para liberar la alegría de su espíritu carnavalero) evocaron las fiestas de Carnaval de Barranquilla de la segunda mitad del siglo pasado, cuando estos disfraces se consolidaron como emblemas de las fiestas y entraron a formar parte de los desfiles como colectivos de danza.

Alberto Fernández, un arquitecto que lleva años desfilando en una de las comparsas, sostuvo que es tradición en su familia participar en los desfiles del cumbiódromo y que él también les está enseñando a sus hijos el amor por la fiesta. “Mis dos hijos y mis hermanos también son  parte de la comparsa y cada vez somos más los de la familia que bailamos en los desfiles”, anotó.

Festival de orquestas 

La Gran Parada de Comparsas se ha convertido en uno de las actividades más vistosas del Carnaval de Barranquilla por su despliegue de música, colorido y derroche estético en disfraces, diseños, adornos con brillantes, plumas y accesorios.

Durante el tercer día de Carnaval también se celebró en la Plaza de la Paz el Festival de Orquestas, en donde participaron agrupaciones musicales que compiten por el Congo de Oro interpretando tres canciones de las cuales una debe estar dedicada a Barranquilla.

Este año fueron 43 agrupaciones que compitieron en las categorías de vallenato, urbanos, salsa, tropical, merengue y folklore. Igualmente se rindió un homenaje a la música vallenata que ha estado presente en el Carnaval.