El Jisk’a Anata une al país con tarqueadas, salay y chacareras

Un grupo conformado por saxofonistas y comparsas de adultos mayores y personas con discapacidad se estrenaron en la entrada.
martes, 25 de febrero de 2020 · 00:04

Página Siete  / La Paz

Desde tarqueadas hasta chacareras, pasando por salay, caporales, chutas y saya, el Jisk’a Anata 2020 -organizada por la Sociedad Andina de Conjuntos Folklóricos- fue una demostración de la unidad de las danzas del país.

Una demostración de las danzas del sur del país.

La tradicional entrada paceña de los lunes de Carnaval, que  comenzó ayer pasadas las 11 de la mañana bajo un cielo nublado y que recorrió las principales calles de la ciudad, convocó a 62 fraternidades. El desfile folklórico fue encabezado por fraternidades de personas con discapacidad y adultos mayores. Estas fueron la Unidad de Adultos Mayores, la Universidad Municipal del Adulto Mayor y el Colegio Villa Armonía, además de la Asociación de Inclusión Social para Personas con Discapacidad, la Tarqueada Luis Braille y la Asociación Ángeles de Dios.

Un integrante de la nueva comparsa Saxos de los Andes.

También se estrenó en una de las principales actividades del Carnaval paceño  la tropa de saxofonistas  Saxos de los Andes, un proyecto impulsado por el músico Christian Quenta.

La participación de la tarqueada de Willkamayu Ayllu.

No faltaron las fraternidades tradicionales del Jisk’a Anata, como los Caporales CBN, la Saya Afroboliviana, los Sicuris de Italaque, los Tinkus Puros y los Wistus, que estuvieron entre las más aplaudidas, junto a nueve grupos de salay que se sumaron este año.

El colorido  de una fraternidad de chutas y cholitas no podía faltar en la festividad de ayer.

A pesar de una breve lluvia y un clima frío, el público paceño disfrutó de la actividad que revaloriza las danzas autóctonas, tanto del altiplano como de la Amazonia de Bolivia.

14
1