María Esther Ballivián cobra vida en las palabras de su hija

Marie France Perrin de Peró, primogénita de la artista plástica, recorre la vida y trayectoria de la pintora paceña en un libro que reúne fotos y anécdotas.
jueves, 27 de febrero de 2020 · 00:04

Paz Monasterios  / La Paz

María Esther Ballivián es uno de los principales referentes de la pintura  boliviana y,  como tal, su memoria y legado deben mantenerse después de más de 40 años de su fallecimiento. Por esa razón su hija, Marie France Perrin de Peró, decidió recopilar varias anécdotas y obras de la artista en un libro de 200 páginas que lleva su  nombre. Un homenaje que repasa las principales facetas  profesionales y personales de la artista plástica paceña.

“Fue en 2017, cuando hice una exposición retrospectiva por los 40 años de su fallecimiento, que me di cuenta que su arte todavía conmueve y todavía gusta”, relató Perrin, sobre las razones que la impulsaron a realizar esta publicación. “Me di cuenta que tenía que hacer un libro bien hecho porque hasta el momento sólo había  folletos o catálogos de su trabajo”, recalcó. 

La portada  del libro María Esther Ballivián, de Perrin. 
 Foto:Enrique Quiroz

El libro, que sale hoy a la venta, está dividido en tres partes: la primera consta de una presentación, en la que la autora escribe su experiencia con Ballivián en primera persona; en la segunda, se tocan las diferentes etapas de la vida de la artista plástica; y la tercera  recuerda todos los reconocimientos que le fueron adjudicados después de su muerte. Entre éstas  se incluyen dos calles en La Paz y una sala de la Casa de la Cultura con su nombre, exposiciones póstumas, la realización de una exposición retrospectiva por el bicentenario de la sede de Gobierno, el recibimiento de un cuadro suyo en la central de la Organización de los Estados Americanos (OEA) y  otros.  

Gran parte del trabajo está basado en las memorias de la autora, pero también están las palabras de expertos, recopiladas de diferentes cartas y catálogos. Además, se incluye  un artículo del también pintor Édgar Arandia Quiroga, que utiliza un punto de vista más técnico y crítico, y las palabras de Juan Fernando Bastos, sobrino y alumno de Ballivián que relata su propia experiencia con la artista.

“De joven notaba que mi madre era una mujer muy trabajadora y a veces le reclamaba que pasaba feriados o domingos en su taller. En ese momento no me daba cuenta de la pasión que tenía por su arte y por pintar”, recordó Perrin, quien tenía 18 años cuando falleció la pintora. 

   María Esther Ballivián     posa en el Club de Golf (Mallasilla).
Foto: Alfonso Bedoya

“Una vez que murió, la eterna preocupación de mi papá era que su arte cayera en el olvido. Por eso organizamos diferentes exposiciones retrospectivas a lo largo de los años y siento que de alguna forma este libro lo he hecho también para él”, detalló. 

María Esther Ballivián nació en La Paz el 13 de junio de 1927. Directamente influenciada por su abuela paterna, Elisa de Ballivián, quien fue la primera en abrir una academia particular de pintura en La Paz, y su bisabuelo materno, Zenón Iturralde,  un pintor autodidacta. La paceña comenzó sus estudios artísticos en la Escuela de Artes Hernando Siles y luego asistió a la Escuela de Artes de Lima (Perú), además de ser  alumna del lituano Rimsa. En la actualidad, su obra plástica se encuentra  en museos nacionales, extranjeros y en colecciones privadas en varias ciudades del mundo.

Marie France Perrin de Peró, por su parte, no siguió los pasos artísticos de su madre y optó por ejercer en las ciencias de la comunicación. Trabajó durante años en periódicos y revistas, hasta que decidió hacer sus propios proyectos y lanzarse a la literatura con libros como La casa boliviana, El arte popular de Bolivia y Bolivia vestida de fiesta. “Siempre he escrito sobre aspectos culturales de mi país, y este sexto libro supone mi obra más personal e intimista”, explicó la autora.  

El libro fue lanzado el pasado 22 de enero en  Santa Cruz y ahora llega a La Paz para presentarse, esta noche, en el Estudio Simón I. Patiño, a las 19:30. Desde mañana, la obra estará disponible en las principales librerías y galerías de la ciudad.

16