Funcionarios denuncian 8 irregularidades en el Musef

Alteración de datos, contrataciones irregulares y uso indebido de material, son sólo algunas de las acusaciones contra seis trabajadores.
jueves, 06 de febrero de 2020 · 00:22

Página Siete  / La Paz

Funcionarios y  exfuncionarios del Museo Nacional de Etnografía y Folklore (Musef) denunciaron el pasado martes  -a través de una carta dirigida  al Consejo de la Fundación Cultural Banco Central de Bolivia (FC-BCB)-,  ocho “actos de corrupción” en el repositorio. 

El escrito involucra puntualmente a seis trabajadores -entre los que se incluye a la directora, Elvira Espejo- en ocho irregularidades  que se habrían cometido entre  2016 y 2019.

Página Siete  intentó ponerse en contacto con Elvira Espejo y el resto de los acusados, pero no se pudo concretar una entrevista debido a que todo el equipo se encuentra en la ciudad de Sucre en la Rendición de Cuentas Públicas de la FC-BCB. Además, desde la fundación se informó que no les llegó la carta, por lo que no pueden comentarla.

La primera denuncia  apunta  a la propia directora y al encargado de extensión y difusión cultural, Milton Eyzaguirre, de “disponer a discreción“   las publicaciones pertenecientes al  museo, y señala a  Vivian Apaza y Mónica Ventura de “presionar” al responsable de  almacenes “para que altere las cifras”. La misiva detalla que dicho  trabajador   se negó a alterar los números y que como consecuencia fue “amenazado con una inminente destitución, si es que no se jubila en esta gestión”.

La segunda irregularidad que se especifica en la carta involucra a Eyzaguirre, quien  habría comprado colecciones incompletas de libros, documentos y fotografías, y cuando fueron observados por una auditoría “los bibliotecarios fueron obligados a cambiar  las cifras”. En este caso, nuevamente, denuncian que uno de los trabajadores se rehusó a hacer el cambio y “lo obligaron a renunciar”, detalla el escrito.

El laboratorio del museo también fue escenario de controversia al haber sido utilizado para “proyectos particulares”, siempre según la versión de los denunciantes. Concretamente, se menciona a Juan Villanueva, jefe de investigación del Musef, por  utilizar las instalaciones para análisis arqueométricos del proyecto de conservación y restauración del sitio  arqueológico de Iskanwaya, cuando se trataba de un proyecto adjudicado a la empresa privada Arqline, de la que Villanueva es gerente general.  

Villanueva también es acusado de “contratación irregular” al aprovechar su cargo  para contratar los servicios de su empresa Arqline en varias exposiciones del museo “a pesar del evidente conflicto de intereses”. Al mismo tiempo se denuncia que contrató al representante legal de Arqline, José Antonio Pacheco Almanza, como funcionario de la institución, para lo que se “modificó el perfil del profesional de educador a arqueólogo”. 

La quinta irregularidad concierne a Villanueva y  Eyzaguirre, quienes son acusados de presentar “datos falsos” sobre la asistencia a la Reunión Anual de Etnología (RAE) y sobre el  ingreso de visitantes al museo para cubrir “el fracaso de asistencia”.

Asimismo, se acusa a la directora, Elvira Espejo, de decidir “unilateralmente” el retiro de dos exposiciones   y de “presionar” a las curadoras a través del jefe de Museo, José Luis Paz, para que “elaboren informes que justifiquen esta decisión de la que no fueron parte”.

En otro punto se acusa a las autoridades de promocionar  las exposiciones colaborativas con las comunidades de Pariti (2017) y Mocomoco (2019) como “las mejores museografías elaboradas en colaboración con las comunidades”, cuando en realidad se tratan de paneles que “no han dejado los depósitos del Musef”. 

Por último, se denuncia la compra de una impresora 3D, que supuestamente serviría para replicar los bienes culturales del museo, pero que en casi cuatro años no fue utilizada.

En conjunto, todas estas irregularidades habrían generado la salida de más del 60% de los funcionarios, según los demandantes, quienes esperan que “la nueva administración de la FC-BCB pueda frenar estos ilícitos”.

 

133
13