Adiós a Von Sydow, de El Exorcista y Juego de Tronos

El intérprete sueco destacó por su papel del “Cuervo de tres ojos” en GOT, al igual que por su protagónico en El Exorcista (1973).
martes, 10 de marzo de 2020 · 00:04

Agencias   /La Paz

El actor sueco nacionalizado francés Max von Sydow falleció el domingo  a sus 90 años, después de una larga trayectoria en el cine internacional. 

Con su silueta filiforme de casi dos metros, ojos azules y voz ronca, Von Sydow estuvo siempre presente en la gran pantalla, entre 1949 y 2018. El intérprete fue protagonista en varias películas icónicas del cine sueco y destacó como uno de los favoritos del cineasta Ingmar Bergman con cintas  como El séptimo sello o Fresas salvajes. 

Nacido el 10 de abril de 1929 como Carl Adolf von Sydow -el nombre Max lo sacó de un circo de pulgas que vio cuando hacía el servicio militar- en Lund (sur de Suecia), comenzó su carrera escénica en el teatro. En 1948 logró el acceso al Teatro Real de Estocolmo, el prestigioso Dramaten, donde coincidió con futuras estrellas del cine como Lars Ekborg y Margaretha Krook.

Después de acabar sus estudios trabajó con varias compañías municipales de teatro, hasta que Bergman lo reclamó para la de Malmoe. Este fue el inicio de una colaboración que se extendió cuatro décadas y que incluyó papeles teatrales  y una docena de películas.

“Le debo tanto: fue una experiencia extraordinaria y única trabajar con él, porque fue una gran inspiración a muchos niveles”, declaró el intérprete en 2012. 

En Hollywood, Von Sydow destacó especialmente con su papel del  cura en El exorcista en 1973 y fue elegido por Steven Spielberg y Martin Scorsese para las películas taquilleras Minority Report  y Shutter Island. 

En 2015, participó de nuevo en una gran producción, El despertar de la fuerza, séptimo episodio de la saga de  La guerra de las galaxias  y más recientemente, encarnó al “Cuervo de tres ojos” en la exitosa serie Juego de tronos.

 Sin embargo, nunca ganó un Óscar, aunque estuvo nominado dos veces : en 1989 por  Pelle el conquistador (su papel favorito) y más de dos décadas después por Extremely Loud & Incredibly Close, en la que interpretó a un personaje que se comunica sin palabras.